La mejor edad es la que tienes ahora

La mejor edad es la que tienes ahora
Comparte

¿Cuál es la mejor edad? ¡La mejor edad es la que tienes ahora! Cualquiera sea, cada edad tiene su parte buena y su parte mala, dependiendo de la vida que lleves. Disfruta y valora el momento que vives, aprovecha el día porque ya no volverá.

Todo cambia con el paso del tiempo, desde la memoria hasta el impulso sexual. Pero… ¿a qué edad se puede sacar mejor provecho de la vida? Algunos dicen que la vida comienza a los 40 y otros, a los 60 de ahora que son los 50 de antes.

Hay 5 grupos etáreos:

  1. La niñez: es la etapa de risas y juegos, en la que no hay obligaciones ni preocupaciones.
  2. La adolescencia: es el momento de mayores cambios y aprendizaje, en el cual se van forjando amistades.
  3. Entre los 20 y los 40 años: es la etapa en la que se consiguen logros profesionales, laborales y familiares.
  4. Entre los 40 y los 60 años: es la etapa de la toma de conciencia de lo que se ha vivido hasta el momento, de corregir lo que no anda bien y sostener lo que sí.
  5. A partir de los 60 años: debiera ser la etapa del disfrute, en la que hay que saber aprovechar más el tiempo libre manteniendo una conexión social y familiar.

Qué sucede con el paso del tiempo

El paso del tiempo nos va modificando, desde distintos aspectos, algunas veces para bien y otras no tanto, dependiendo de los hábitos de cada uno. No es lo mismo tener 10 que 30 o 50, no solamente desde lo físico, sino también desde lo mental.

En cuanto a lo físico:

  • Hay ciertas disciplinas que se comienzan a edad temprana como por ejemplo fútbol, vóley, gimnasia, danza.
  • El ejercicio intenso, generalmente se da entre los 18 y los 28, puesto que antes de esa edad no se tiene la fuerza suficiente.
  • Para realizar un deporte de alto rendimiento, el momento ideal suele ser alrededor de los 20 años porque es cuando se tiene más energía explosiva y resistencia pulmonar o cardíaca.
  • A partir de los 30, la actividad física suele disminuir si lo relacionamos con formar una familia y tener obligaciones que cumplir, quedando poco tiempo para el deporte. Pero, en algunos casos, hay personas organizadas que se guardan un tiempo para sí mismas.
  • Entre los 45 o 50, «se vuelve al ruedo» con actividades más tranquilas como salir a trotar o caminar, practicar yoga, pilates o natación.

En cuanto a lo mental:

La mente forma parte de cada uno y también va cumpliendo años, y eso se nota en nuestras actividades.

  • Cuando se es niño, uno se acuerda de muchas cosas, porque el cerebro aún es joven.
  • En la adolescencia, la memoria está más relacionada con las emociones.
  • En la etapa de la carrera universitaria, el cerebro está lo suficientemente maduro como para almacenar toda la información que va recibiendo.
  • Después de los 35, es posible que cueste más memorizar datos. Esto no quiere decir que no se pueda estudiar a partir de esa edad sino que se necesitará más tiempo para absorber los conocimientos.
  • A los 40, si no se ejercita la memoria, esta comienza a disminuir progresivamente. Tanto ejercitaron algunos que ya pasados los 40 fueron ganadores del Premio Nobel.
  • Las neuronas también empiezan a envejecer con el paso del tiempo. Es por eso que cada vez cuesta más recordar nombres y fechas.

En cuanto a lo sexual:

Entre los 18 y los 28 años, los jóvenes viven en una orgía permanente, producto del insaciable apetito sexual que luego irá disminuyendo muy paulatinamente, a partir de los 50 años.

Pero que este deseo sexual vaya en disminución no quiere decir que se termine, por el contrario. Se puede seguir sintiendo deseo de intimidad a los 50, 60 años y más también.

De hecho, algunos dicen que esta es una buena época porque ya se han dejando de lado algunos bloqueos mentales, como el supuesto “riesgo” de quedar embarazada y poder manifestarse libremente sin pensar que hay niños en la habitación de al lado y ya no hacerse problema por mostrar su cuerpo.

Es bastante frecuente ver hombres o mujeres ya maduros que tienen relaciones con personas mucho más jóvenes. Pero también es cierto que en una pareja de años, cuando se redescubre el apetito sexual, tienen una vida maravillosa.

¿Qué edad tienes?

Tienes la edad que tienes en tu mente y, si has sabido cuidar de tu cuerpo y de tu salud física y mental, estás en la mejor edad, sea cual fuere.

Todas las etapas tienen sus cosas buenas así que saca provecho de ellas porque la vida va pasando y ya no tiene retorno.

“Los años que tienes, en realidad, son los que ya no tienes. Lo único que te queda es la vida que tienes por delante. ¡Disfrútala!”. Anónimo

Carpe diem! Aprovecha el momento presente sin esperar el futuro.


Isabel Quesada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *