Crecer con los abuelos cerca, hace más feliz la vida de los niños

Crecer con los abuelos cerca, hace más feliz la vida de los niños

Los abuelos, son esos seres que aman de forma incondicional y a la vez cargada de madurez y experiencia a esas personitas derivadas de sus hijos.

Los abuelos raras veces se comportan con sus nietos como lo hicieron con sus propios hijos, lo que incluso a algunos llega a incomodar y hasta llegan a sentir celos por el trato tan distinto que reciben sus hijos al que ellos recibieron cuando niños.

Como padres, tenemos muchas responsabilidades encima, tenemos cargas laborales, cargas domésticas y la grandísima responsabilidad de criar a niños de bien, sin ese manual que no nos llegó junto con ese hermoso paquetico.

Rol de padres vs rol de de abuelos

Pero como abuelos, ya comprendemos lo rápido que transcurre la vida. Ya la práctica ha hecho más sencillo el filtrar lo que realmente importa. Ya sabemos qué tesoros son los que van al cofre del corazón… Y normalmente el paso del tiempo nos va mejorando las técnicas de selección en cualquier sentido, de lugares, de personas, de emociones…

Nunca sabemos cuánto nos puede quedar de vida, peros sí sabemos que por nuestra naturaleza mientras más cerca o dentro de la vejez nos ubiquemos, nuestra alma tendrá más deseos de concluir esta experiencia y el simple hecho de sentir que podemos dejar de estar en este plano físico en un relativo corto tiempo, nos hace demostrar el amor de forma particular.

Los abuelos alimentan a sus nietos de experiencia, de sabiduría, de mimos… Son especialistas en decir que sí a lo que los padres dicen no. Los abuelos no temen malcriar a sus nietos cargándolos de amor, ellos ya superaron esos mitos…

De hecho la mayoría de los padres siempre se queda con ese sabor extraño en la boca de no saber si dieron suficiente amor, si dedicaron suficiente tiempo, si consolaron suficiente o si estuvieron en general para sus hijos lo suficiente, como para no haberlos roto, como para que no haya tanto que reparar.

Una segunda oportunidad cargada de experiencia

Y como abuelos, tenemos una segunda oportunidad, de hacer las cosas diferentes, sin las responsabilidades que competen a los padres, podemos ser siempre los buenos de la partida, los más amados. Jamás tenemos que estar en el lugar de quien limite, de quien regañe, de quien reprenda… Aunque si ocurre, de seguro será de la forma tan especial como suelen hacerlo todo los abuelos.

Los abuelos cuentan los mejores cuentos, normalmente son sus anécdotas, aderezadas con ese toque que las hace irresistibles ante sus nietos. Los abuelos se convierten en cómplices de aventuras y confidentes fieles. Son los más grandes protectores y defensores y sabrán siempre mostrar la mejor imagen de sus nietos amados, así como descubrir sus talentos y ver las diferentes virtudes que los hacen únicos y notables.

No es necesario que los nietos vivan con sus abuelos, pero sin duda, quienes mantienen un contacto continuo con ellos gozan de una niñez más feliz y eso se traduce en una vida más feliz. Quienes viven con sus nietos son amor disponible el 100% del tiempo, además de que representan un apoyo importante para los padres en la casa y en la crianza de los niños, siendo pieza clave en la estructura familiar.

Si tuviste la oportunidad de tener cerca a tus abuelos durante tu niñez, sabrás de lo que te hablo… Estos seres deberían tener un botón de eternización o al menos deberíamos poder tener acceso a ellos cuando lo requiramos… En lo particular les hablo como si aún estuviesen aquí, y de alguna manera curiosa siento que ellos jamás se fueron y que más allá de ocupar los corazones de quienes les amamos, se dan una vuelta de vez en cuando para recordarnos que nos cuidan.

Por: Sara Espejo – Reencontrate.com


Sara Espejo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *