La magia de la gente positiva: rodéate de personas que te hagan ser mejor

La magia de la gente positiva: rodéate de personas que te hagan ser mejor

Incluso si no lo queremos, el estado de ánimo de las personas que nos rodean puede tener un gran impacto en nuestras propias emociones y actitudes. Por eso es importante tener mucho cuidado a la hora de permitir que alguien ingrese a nuestro círculo de relaciones personales y atraer gente positiva a nuestra vida.

Estar constantemente expuesto al mal humor y a la negatividad de los demás eventualmente nos hará pagar una factura. Por lo tanto, es crucial rodearse de personas que nos impulsen a sacar el máximo provecho de nosotros mismos. Por supuesto, también debemos asegurarnos de convertirnos en personas con las que otros puedan percibir energía positiva. Se trata de contagiarnos de lo bueno, y a la vez de propagar esa buena energía.

La buena noticia es que cuando nos damos cuenta de que hay un contagio emocional negativo, podemos actuar como equilibradores al animar a otros a centrarse en el lado más positivo de las cosas. Lamentablemente, es cierto que las emociones positivas son menos contagiosas —¡las malas noticias corren como la pólvora!—, pero siempre es el mejor regalo que podemos ofrecer a alguien que pasa por un mal momento.

Conéctate con gente positiva que saque lo mejor de ti

El pensamiento positivo es un estado mental que, naturalmente, está más inclinado a ver soluciones, a ver oportunidades. Para desarrollarlo, es importante rodearse bien. Todos tenemos docenas de conocidos, y entre ellos, muchas personalidades. ¿Cuáles te hacen reír? ¿Con quiénes te sientes bien, sereno, confiado, positivo? ¿Cuáles de ellos te llevan a seguir adelante, a realizar tus proyectos? ¿Quiénes te entienden pero no te juzgan? ¿Cuáles otros te levantan?

También es importante que reconozcas a las personas tóxicas: aquellas con las que no te sientes bien cuando están cerca, que te angustian, que te agotan, que te juzgan y que no te ayudan a sentirte mejor. Los que te frenan tus ideas y tus proyectos: déjalos pasar de largo.

Filtros para una buena salud emocional

Así como es necesario aplicar filtros, es importante atraer a las personas adecuadas para nosotros. El atractivo de las personas adaptadas a tu vida es muy simple, solo tienes que ser tú mismo. Una vez que les muestres a los demás quién eres, las personas que están en armonía con tu forma de ser se acercarán a ti y te harán bien.

Di lo que sientas que quiere decir, compórtate con los demás siendo realmente tú y expresa tus emociones libremente.

Hacer esto te permitirá sentirte más libre y apreciar la verdadera amistad, una que trae magia a tu vida. No tengas miedo de ser quién eres, muéstrate transparente y atrae a amigos reales. Y claro, cuidado con las clasificaciones: el hecho de que algunas personas no sean adecuadas para ti no significa que sean malas personas. Pueden ser personas increíbles, pero no te convienen, no encajan con tu personalidad.

Practica pensamientos positivos a diario

Ver el lado bueno de las cosas, un hábito de la gente positiva

Practicar el pensamiento positivo a diario significa hacer el ejercicio para ver el lado bueno de las cosas, en cualquier contexto. En todo, en cada persona y en cada situación hay aspectos agradables y aspectos desagradables. Aprender a ver los aspectos positivos de cada situación te ayudará a superarlas, incluso cuando haya dificultades.

Revisa estos ejercicios de pensamiento positivo que pueden ayudarte a cambiar tu vida:

1. La vida en rosa: un ejercicio de pensamiento positivo

Si sientes la necesidad de quejarte, si algo te perturba y no puedes manejarlo, practica este breve ejercicio: considere a la persona, la situación, el objeto en cuestión y encuentra 5 cualidades, 5 ventajas. Si es una queja recurrente, escribe tus ideas en un pequeño trozo de papel y mantenlo cerca de ti, ¡podrás recurrir a él regularmente y reabastecerte de combustible cuando sea necesario!

2. Aprende a cambiar de punto de vista

No siempre estamos de acuerdo con los demás, y con frecuencia defendemos ardientemente nuestras posiciones, como si nuestro ego dependiera de ello.

Los conflictos que generan las posiciones muy firmes (a veces hasta intolerantes) son fuente de muchas tensiones. El pensamiento positivo puede realmente cambiar la forma en que vivimos estos conflictos, aceptando ponernos en el lugar del otro.

Practica probando este pequeño juego inspirado en la programación neurolingüística (PNL) particularmente efectivo en caso de conflicto. Primero, revisa la escena, cómo se desarrolló, según tu punto de vista. Entonces ponte en el lugar del otro protagonista, imagina sus emociones, sus necesidades. Finalmente, ponte en la piel de un tercero en este conflicto.

¿Qué puedes deducir? Hay muchas formas de abordar cada situación, cada problema y, rara vez, una única solución buena.

Así que adopta el hábito de tener declaraciones más matizadas o equilibradas, y realmente acepta abrir tus barreras y enriquecerte con las opiniones de los demás. Esta es una de las maneras de enfocar el pensamiento positivo diariamente.

3. La visualización positiva

El pensamiento positivo no es solo ver el presente de manera diferente, sino que también actúa sobre el futuro. Dado que todo lo que vivimos es el resultado de lo que hemos pensado y hecho, ¿qué pasa con el futuro?

El futuro está construido sobre la base de lo que pensamos y hacemos hoy. El pensamiento positivo también puede ayudarte a transformar tu vida hacia el bienestar y la plenitud.

Piensa cuál es tu objetivo de vida en este momento, cuál es el proyecto que sueñas lograr. Tómate el tiempo para hacer una pequeña visualización positiva: simplemente sumérgete durante 10 minutos en la piel de tu futuro ‘yo’ que haya logrado este objetivo. ¿Qué haces? ¿Cómo te sientes ¿Qué mensaje quieres transmitir a tu yo presente? Sumérgete completamente en tus sentimientos, sensaciones y emociones … ¡y disfruta de los efectos del pensamiento positivo en tu motivación!

Practica la visualización positiva y verás cambios en tu vida

Pensamiento positivo: una herramienta ¿mágica?

El pensamiento positivo es un estado mental diferente cada día. Adoptarlo te conduce a una revisión gradual de todas las áreas de tu vida, para recuperar la responsabilidad por tus pensamientos, tus acciones y tus elecciones.

Trabaja en cambiar tus hábitos profundos que no te hacen feliz, resalta los condicionamientos e influencias que a veces te impiden ser tú mismo. Esa es la magia, la constancia del trabajo interno hecho con honestidad y constancia. Reanuda el contacto con tu ser interno, con tus necesidades.

El pensamiento positivo es una manera diferente de ver las cosas que puedes hacer de muchas maneras:

  • Tomando conciencia de si hay una tendencia pesimista en ti.
  • Apuntando a grandes inspiraciones.
  • Rodeándote de personas positivas.
  • Viendo el lado bueno de las cosas.
  • Cambiando tu punto de vista.
  • Probando la visualización positiva.

Y tú, ¿cómo practicas el pensamiento positivo a diario?


Lourdes

One thought on “La magia de la gente positiva: rodéate de personas que te hagan ser mejor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *