La persona indicada para ti, en su momento llegará. Por ahora, prepárate

La persona indicada para ti, en su momento llegará. Por ahora, prepárate
Comparte

¿Sabes algo?… No desesperes… la persona indicada para ti, en su debido momento llegará.

Y lo sabrás, porque no necesitarás rogar su atención. Tampoco necesitarás quitárselo o quitársela a alguien más, ni tendrás que dormir con él o ella, solo para que permanezca a tu lado.

No te angustiará el hecho de saber si realmente te ama o no te ama. Y mucho menos, tendrás la necesidad de ocultarle cosas, o sentir que él o ella te las oculta a ti.

Así es… Nada de esto sucederá, porque la persona que Dios tiene reservada para ti, será solamente para ti, y lo sabrás.

Tu tarea por ahora es creer, crecer y confiar

Probablemente, te angustie el hecho de sentirte solo. De no saber si conseguirás algún día a ese ser maravilloso con quien compartir la vida.

Probablemente, la soltería te agobie y sentís que ya son varios años estando así.

Pero en realidad, lo mejor que podrás hacer es creer que ese hombre, o esa mujer, llegará a ti en el momento indicado.

Lo mejor que podrás hacer, por ahora, es invertir y dedicar tiempo en ti, en tu crecimiento personal y espiritual.

Coloca todo en manos de Dios y el Universo

Recuerda una cosa…

Si algo está destinado a suceder en tu vida, sucederá sin importar las adversidades

En otras palabras, no te crees expectativas con alguien más y deja todo a la voluntad de Dios y el Universo. Mira que muchas veces, cometemos el error de planificar cómo será esa persona, quién será, qué viviremos con él o ella y cuándo será. Pero esto no es así. No tenemos el destino en nuestras manos, y mucho menos cuando se trata de amor.

Una mujer creándose expectativas

Así que, crearte expectativas con alguien, verdaderamente es lo peor que puedes hacer. Al no cumplirse estas, se albergarán en ti la angustia, la frustración y la tristeza.

No fuerces, deja que todo tome su camino

Si una persona es la indicada para ti, señales recibirás de eso. Y más aún, si has colocado todo en manos de Dios.

Eso sí, apenas recibas esas señales, evita actuar de forma imprudente para querer conservar a ese hombre o a esa mujer en tu vida.

Evita acosar, celar, asfixiar o invadir espacios, pues no lograrás nada con ello.

Con esa actitud jamás lograrás atraer a alguien, sino todo lo contrario, alejarás.

Simplemente, no fuerces nada, y más bien deja que todo tome su camino.

Por mucho que se desee obtener amor, éste en realidad debe ser espontáneo e irse desarrollando naturalmente, hasta convertirse en algo que sí valga la pena.

Y con esto también te quiero decir que, debes darte tiempo para conocer a esa persona, para interactuar con ella, para conversar y compartir; pues de nada te servirá entablar una relación con alguien que has conocido de buenas a primeras, solamente para no sentirte solo. Esto únicamente te llevará a la decepción o a terminar lastimado.

Recuerda también esto…

Dios no solo se encarga de poner las personas indicadas en tu vida. Sino también de sacar a las equivocadas de la misma.

Así pues, permítete conocer paso a paso y deja que todo tome su rumbo.

No olvides priorizarte

Esto es algo que quizás ya te lo he mencionado en artículos anteriores. Pero la verdad, es algo que considero sumamente importante.

No puedes pretender amar alguien más, si no te amas lo suficiente a ti mismo. Tampoco esperes que alguien más te priorice en su vida, si antes no te priorizas a ti mimo.

Empieza a trabajar tu paz mental, tu bienestar emocional, tu buena autoestima, tu seguridad, tu madurez, tu autoconfianza y tu automotivación.

De esta forma podrás vivir en armonía contigo mismo, incluso estando solo, incluso estando acompañado.

Y si observas que la persona indicada está a la puerta, pues dale la bienvenida y empieza a compartir tu amor propio con él o ella.

Una pareja amándose

Por último, no pierdas las esperanzas en que esa persona algún día llegará, pero eso sí, ten en cuenta que, cuando te encuentre, tú ya estarás preparado y sabrás que esa persona es para ti. Tendrás la certeza de que Dios y el Universo la han puesto en tu camino. Y por supuesto, serás una persona madura.

Para finalizar, aprovecho de recordarte que aquí en este espacio podrás encontrar talleres y cursos que te ayudarán enormemente en tu crecimiento personal y espiritual, así que, ¿qué esperas? Suscríbete a ellos y obtén lo mejor para tu vida.

Gracias por leer este post. Saluditos.

Por: Adrian Alberto ∼ reencontrate.com


Adrian Alberto

Redactor de contenido web e Ingeniero de Telecomunicaciones. Especializado en temas de crecimiento personal, tecnología e innovación digital.