El tiempo pasa, pesa y pisa cuando no se lo aprovecha, ¡No pierdas tu tiempo!

El tiempo pasa, pesa y pisa cuando no se lo aprovecha, ¡No pierdas tu tiempo!
Comparte

¿Cómo aprovechar el tiempo?… ¡Menudo lío! ¿cierto?

En primer lugar, quiero invitarte a que lleves a cabo el siguiente ejercicio antes de que continúes con la lectura:

Observa un momento tu reloj, mira la hora y pregúntate… ¿Qué es lo que has hecho en estas últimas 3 horas? ¿Has aprovechado el tiempo? ¿Has sido productivo? ¿O simplemente no has hecho nada?

Responde estas cuestiones interiormente y una vez que lo hayas hecho, pregúntate ahora… ¿Qué es lo que has hecho en esta última semana? ¿Has aprovechado el tiempo? ¿Has sido productivo? ¿O simplemente no has hecho nada?

Medita detenidamente en lo anterior y ahora sí, continúa leyendo…

3 Consejos para aprovechar el tiempo al máximo

Dependiendo de cómo hayan sido tus respuestas anteriores, sabrás si realmente estás aprovechando el tiempo o lo estás malgastando.

Por ejemplo, si consideras que estás malgastando tu tiempo en actividades como: revisar tus redes sociales cada 5 minutos, jugar en la PC o ver series de Netflix; probablemente, es hora que reconsideres la forma en cómo inviertes tu tiempo.

Tiempo no aprovechardo

¡Y ojo!, no pretendo satanizar las actividades de ocio. Estas, en realidad, pueden otorgarnos mucha diversión y distracción. El problema está en que, mientras más tiempo les dediques, más vacío te vas a sentir; de hecho, no obtenemos ningún beneficio de ellas. El ocio no aporta nada importante a nuestro crecimiento personal.

Con esto, tampoco quiero decir que vas a eliminar de tu vida estas actividades o pasatiempos. Simplemente trata de poner orden en tus prioridades. Piensa un poco en tu futuro y si verdaderamente quieres aprovechar el tiempo, podrías empezar haciendo esto:

1. Ejercítate

Muchas personas creen que ejercitar únicamente beneficia a la pérdida de peso, pero no es así. En realidad, va mucho más allá de eso.

El ejercicio no solo beneficia en sobremanera a tu cuerpo, sino también a tu mente, primordialmente a tu cerebro. Esto está comprobado científicamente.

Trata de no asociar al ejercicio con la pérdida de peso, pues la dieta es la que realmente se encarga de eso. A lo mejor no lo sabías, pero el ejercicio produce endorfinas: aquellas hormonas que están vinculadas con el estado de felicidad en el ser humano. Las endorfinas promueven el equilibrio químico del cerebro, provocando sensaciones de alegría y positividad.

De esta forma, se reducirá tu ansiedad, tu preocupación y tu estrés. Asimismo, obtendrás autoconfianza, mayor energía y una mejor concentración.

Empieza hoy mismo a ejercitar. Dedica al menos 15 minutos a esta tarea y no coloques excusa alguna. Opta por trotar en el parque más cercano a tu casa, practicar alguna rutina de ejercicios sencilla en YouTube, o bien matricularte en un gimnasio. Las opciones son varias.

2. Aprende algo nuevo

Algo que sí es cierto es que, a diario, vivimos en constante aprendizaje.

Ahora bien, lo ideal es que trates de especializarte en algo nuevo, más allá de lo que aprendiste en la escuela, liceo o universidad. Puede ser un oficio, un arte, un deporte, pero eso sí, algo que te interese y que sea diferente a lo que ya conoces.

Aprender algo nuevo

Puedes incluso adoptar el hábito de la lectura, bien sea de libros o de artículos por Internet. Tampoco hay excusa para esto, pues hoy en día, Internet nos ofrece la posibilidad de aprender muchas cosas nuevas. Solamente hay que saber buscar y guiarse de aquello que llama nuestra atención.

Otra cosa, pon en práctica todo lo que hayas aprendido. Esto es fundamental. Hay una regla llamada «la regla de las 10.000 horas» de Malcolm Gladwell, un periodista y escritor famoso, que dice:

Si quieres alcanzar experiencia en algún área, deberás practicar por diez mil horas acumuladas, o al menos un promedio de ello.

Claro, todo depende también del talento natural de la persona y de la calidad de su práctica o entrenamiento. Pero, lo que sí es cierto es que debes comprometerte a aprender algo nuevo, sin desistir y siendo más disciplinado.

3. Crea

Por último, si fuiste capaz de aprender algo nuevo, de ponerlo en práctica o de ganar experiencia, procede entonces a crear.

Crea tu propia idea de emprendimiento, tu propio negocio, tu propia fuente de ingreso, etc. Una vez que obtienes los conocimientos y manejes la puesta en práctica, las opciones que tendrás para crear algo nuevo serán demasiadas.

Crear

Como te comenté al principio, en lugar de pasar horas y horas en las redes sociales, jugando en la PC o viendo series todo el día, ¿por qué mejor no intentas aprovechar el tiempo?

Quizá esto que has leído aquí sea una señal de parte del universo diciéndote: «no te quedes ahí donde estás… empieza a actuar desde ya, pues cosas buenas están por llegar».

Un saludo cordial.

Por: Adrian Alberto ∼ reencontrate.com


Adrian Alberto

Ingeniero de telecomunicaciones | Escritor y emprendedor digital | Me agrada leer, estudiar e investigar sobre temas de Psicología y Espiritualidad | Aprendiz de SEO y Desarrollo Web | IG: AdrianAlbertoOk