¡He aquí las razones por las que nos fascina escuchar un chisme!

¡He aquí las razones por las que nos fascina escuchar un chisme!
Comparte

¿Por qué será que muchos de nosotros no pasamos por alto tener que escuchar un chisme? ¿Por qué a veces nos parece tan entretenido tener que oír cosas que nos comentan sobre los demás?

En primer lugar, chismear no es otra cosa más que hablar de alguien que no está presente. Una acción que, por lo general, es muy mal vista, ya que puede terminar molestando y lastimando a otras personas.

Puede que pienses que todos los chismes tienen como objetivo menospreciar a alguien. Pero, en realidad, hay muchas otras razones por las que puedes acabar hablando de otra persona a sus espaldas.

Antes de empezar a explicarte cuáles son esas razones, me gustaría decirte que, este artículo no pretende justificar o aprobar el chisme. Este acto realmente, puede ser muy perjudicial y tener un impacto negativo en el bienestar mental y emocional de otros.

¿Por qué nos gusta tanto el chisme?

He aquí, las razones:

1. Porque queremos encajar en un lugar

¿De vez en cuando chismeas solo para encajar con las personas de un lugar?

Dos mujeres chismeando

Si estás rodeado de gente a la que le gusta charlar y chismear todo el tiempo, es probable que tú también lo termines haciendo. Tu deseo de aceptación social puede superar tu deseo de hacer lo correcto, que es: no hablar mal de los demás.

A veces, pareciera que, hablar de otros es una forma de sentir cercanía con algunas personas o pertenecer a su grupo.

2. Porque queremos sentirnos mejor con nosotros mismos

¿Chismear sobre los demás te hace sentir bien? Si es así, debes saber que, en psicología a esta actitud se la vincula con «La Teoría de Comparación Social», la cual explica que:

Los seres humanos evalúan sus propias opiniones y capacidades a través de la comparación con los demás. Esto con el fin de reducir la incertidumbre, aumentar su autoestima y definirse a sí mismos.

Así pues, en algunas personas el hecho de chismear puede ser reconfortante, pues les permite juzgar y hablar mal de alguien que no es de su agrado, solo para poder sentirte mejor consigo mismas.

3. Porque queremos mantenernos al tanto de los demás

¿Vives en un pueblo, o en una zona pequeña?

Dado que la mayoría de la gente en un lugar pequeño ya se conoce, chismear sobre otros puede ser una forma de mantenerse al tanto de las personas de la comunidad.

Incluso, si una persona suele ser muy reservada o discreta, la gente terminará hablando aún más de ella.

4. Porque sentimos celos

Cuando te encuentras con alguien a quien ves como un competidor o crees es mejor que tú, sentirás la necesidad de querer derribarlo a toda costa.

Así pues, puede que termines chismeando sobre él, solo con el fin de “recuperar el poder” y volver a poner el foco de atención en ti.

5. Porque queremos distraernos

¿Alguna vez has terminado chismeando sobre alguien solo porque no tenías más nada que hacer?

Y bueno… después de todo, “hablar de otras personas puede resultar una forma fácil de entretenerse”. Dentro de un chisme, incluso, puede haber drama, acción y emoción.

Sin embargo, déjame decirte que, por más que parezca algo divertido o entretenido, en realidad es dañino y solo hace que perdamos el tiempo.

Ahora bien… cuéntame, ¿te sentís identificado con algunas de las cosas que hemos tratado aquí? Si es así, tranquilo, todos alguna vez hemos caído en el juego de chismear. No obstante, hay formas de evitar que esto se vuelta algo recurrente. He aquí algunos tips:

  • Rodéate de gente que NO le guste el chisme. Ten presente que, sí hay gente con una actitud diferente y positiva, que se enfoca en su vida y en su crecimiento personal.
  • Si te traen algún comentario de alguien más, puedes escucharlo, pero, evita opinar y alentar al chismoso. Puedes, por ejemplo, cambiar la conversación.
  • Si estás en un sitio rodeado de personas a las que solo les gusta chismear de otras, salte de ahí.
  • Ocúpate en algo: lee, estudia, haz ejercicio, escribe, plantéate metas, aprende un idioma, etc. Hay muchísimas cosas productivas que puedes hacer en vez de chismear.
  • Si convives con alguien que constantemente le gusta traerte chismes, trata de ser sincero o sincera con ella, y decirle de manera respetuosa que no estás interesado en escuchar lo que tenga que decir de otras personas.

En conclusión, sí podemos evitar el chisme. Todo dependerá de nuestra actitud y de la forma en cómo nos relacionemos con los demás.

Mujer evitando escuchar un chisme

Para finalizar, te recuerdo que, en este espacio, podrás encontrar varios talleres, cursos y herramientas que te pueden ayudar con tu crecimiento personal y espiritual. La invitación es a que te suscribas a cualquiera de ellas y las aproveches al máximo.

¡Saludos!

Por: Adrian Alberto ∼ reencontrate.com


Adrian Alberto

Redactor de contenido web e Ingeniero de Telecomunicaciones. Especializado en temas de crecimiento personal, tecnología e innovación digital.