¿Sabes cuánto tiempo vas a vivir?

¿Sabes cuánto tiempo vas a vivir?

Pues la mayoría de seguro responderá que no, incluso aquellas personas que están desahuciadas, no saben con precisión cuánto tiempo les queda en este plano, pueden tener un diagnóstico, pero el pronóstico, no necesariamente coincidirá con lo que ocurra… Alguno podrá pensar en los suicidas, que ya tienen una fecha destinada para quitarse la vida (si tienes este tipo de ideas, por favor, no lo hagas, escríbenos y te prometemos reconectarte con lo que necesitas).

En todo caso, en términos generales, no sabemos cuánto tiempo vamos a vivir y ello nos coloca en una posición vulnerable, pero a la vez, nos hace sentir que no tenemos mucho que perder. La muerte está allí, presente cada día, pero no sabemos si nos tocará o si pasará de largo.

El hecho de que concienticemos la idea de la muerte, no es que nos conectemos con el drama y con nuestros apegos o con la poca preparación mental que podamos tener para ese momento, propio o de alguno de nuestros seres amados…

Simplemente, lo que queremos es que nos hagamos conscientes de que el tiempo es limitado y cualquier cosa que posterguemos, puede que resulte que nunca la hagamos, porque se nos haya acabado el tiempo.

Recordar que vas a morir es la mejor forma que conozco de evitar la trampa de pensar que tienes algo que perder. – Steve Jobs

¿Sabes todos los sueños que se postergan por prestarle demasiado caso a la razón?

Sí, de seguro ya te ha pasado… quizás no te has dado cuenta, pero todas esas excusas (muy válidas), no son más que nuestra mente atándonos de pies y manos, para que no demos esos pasos que nos sacarán para siempre de lo conocido y nos ubicarán en otra realidad… No sabemos cómo será esa otra realidad, y sí, puede ser que podamos tropezar e incluso caer, pero de seguro el dar esos primeros pasos, nos hará decirle a la mente: estoy dejando de prestarte atención y estoy subiéndole el volumen a mi intuición.

Esto traerá dos reacciones posibles: la mente enloquecerá (en sentido figurado), y hará lo posible para que demos marcha atrás, inclusive haciéndonos sentir los más fracasados del mundo o se irá rezagando y nos permitirá actuar influenciados por la voz de nuestra intuición. Por si no está claro, debemos perseguir que esa mente “protectora” nos deja actuar, nos deje expandirnos, nos deje experimentar e inclusive equivocarnos.

La vida pasa volando y dentro de cinco años lamentarás no haber iniciado hoy eso que tienes en mente. No importa la edad que tengas, no importa si tienes o no los recursos, siempre podrás dar hoy un paso que te acerque a donde te gustaría estar y por favor, mira un momento hacia atrás y pregúntate todas las veces que quisiste comenzar algo en tu pasado y no lo hiciste porque no era el momento y piensa qué diferente sería tu vida en este momento de haber tenido la voluntad de dar el gran paso.

No, no tienes que lamentarte, solo me gustaría que tomaras consciencia… La vida es muy corta, pero podemos sacarle el mayor provecho posible. Eso solo pasará cuando nos conozcamos, cuando identifiquemos para qué somos buenos, qué nos gusta, qué nos hace vibrar el alma, cuáles son nuestros sueños… Un vez que hemos identificado estos “detallitos”, solo tenemos que fijar nuestra intención y permitir que nuestra intuición nos guíe a dar los pasos para alcanzar lo que queremos, para vivir como queremos y para construir la vida que deseamos.

No sabemos cuánto tiempo nos queda, pero cada día es un día menos para hacer lo que queremos con nuestra vida. No te encariñes con tu rueda de hámster por más decorada que la tengas, bájate y dirige tu mirada hacia donde quieres ir y permite que tu corazón te lleve.

Por: Sara Espejo – Reencontrate.com


Sara Espejo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *