4 poderosos pensamientos de Louise Hay que te inspirarán

4 poderosos pensamientos de Louise Hay que te inspirarán

Louise Hay fue una mujer excepcional que a través de su vida pudo por experiencia propia darse cuenta de su poder creador y de lo importante de tomar las riendas de nuestras vidas. Ella con sus primeros años marcados por traumas y anécdotas que narran vivencias que podríamos llamar desafortunadas, logró empoderarse, sanarse a sí misma, aparte de curarse y además dejarnos un legado que ubicamos en sus testimonios, libros, artículos, etc.

Esta mujer es una fuente de inspiración, que nos invita a entender que no hay excusas, que no hay verdugos, que no hay culpables, que somos los creadores de nuestras vidas y que no debemos desperdiciar nuestras energías en cosas que nos resten en ningún sentido.

Aquí les dejamos estos 4 pensamientos, que esperamos que los inspiren tanto como a nosotros:

Yo no corrijo problemas, corrijo mi pensamiento. Luego los problemas se corrigen a sí mismos.

Esta reflexión es altamente poderosa y nos invita a cambiar la manera de pensar, a ver las cosas diferentes, con lo cual logramos no solo un cambio de perspectiva, sino un cambio en la realidad que vamos a crear. Ser conscientes de que el origen de nuestros problemas está en nuestros pensamientos y tener el control sobre nuestra mente para modificarlos, es sin duda una clave de vida en la cual todos debemos trabajar.

Si no te amas total, entera y plenamente, es porque en algún momento aprendiste a no amarte. Pero puedes desaprenderlo. Empieza a ser amable contigo ahora mismo.

Para algunos puede parecer una locura no amarse, pero otros sabrán que a veces resulta imposible aceptarse y amarse tal cual se es… Afortunadamente ese “imposible”, no lo es tal. Todos podemos comenzar a mirarnos diferentes desde hoy, entendiendo que dentro de lo imperfectos que somos, somos perfectos. Tenemos cualidades únicas, talentos que a cada uno le pertenecen, somos capaces de llegar a donde nos propongamos y esto es general, aplica para todos… ¿Cómo no amarnos? Cuidémonos, protejámonos, admirémonos y celebremos cada uno de los pequeños o grandes pasos que damos… Cultivos a diario el amor más importante, el propio.

Todos los eventos que has experimentado en tu vida hasta este momento han sido creados por tus pensamientos y creencias que has tenido en el pasado. Fueron creados por los pensamientos y palabras que usaste ayer, la pasada semana, el pasado mes, el pasado año.

Este pensamiento no tiene la intención de que te deprimas o te llenes de culpas si no estás viviendo lo que quieres vivir. Solo es una invitación a que mires qué tan poderoso eres. Todo lo que has podido crear, te guste o no, corresponde a tus creencias a tus pensamientos y ¿qué podemos hacer con esta información? Pues comenzar a pensar lo que nos convenga para crear nuestro mañana, nuestro próximo fin de semana, nuestros próximos 5 o 10 años… Si todo se origina en un pensamiento, pues pongamos especial cuidado en lo que pensamos.

Solo cuando dejemos de sentirnos víctimas, seremos capaces de recuperar nuestro valor y estaremos dispuestos a aprender la lección para que el problema desaparezca.

Soltar el traje de víctima, es la mejor inversión… Ya que con ello recobramos el control y podemos crear experiencias de vida que dependan de nosotros y no de lo que creemos que el entorno ha hecho con nosotros. Sí muchas cosas ocurren y nos lastiman, pero sin considerar ahora que cada una de ellas la atrajimos nosotros, pensemos que con el rol de víctima, solo estamos cediendo el control de cómo una experiencia nos va a seguir afectando.

Esperamos que puedan aplicarlos a sus vidas y que de alguna manera se sientan beneficiados por sus efectos.

Por: Sara Espejo – Reencontrate.com


Sara Espejo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *