Si quieres romper patrones de conducta, comienza por ver qué se repite en tu vida

Si quieres romper patrones de conducta, comienza por ver qué se repite en tu vida
Comparte

Muchas veces vamos por la vida repitiendo las mismas acciones y reacciones, sin darnos cuenta de que estamos en un bucle reciclando  experiencias una y otra vez. Esto puede  resultar insuficiente para traer a nuestra consciencia que nos encontramos atrayendo cierto tipo de situaciones, por quienes somos, por lo que estamos enviando al Universo y él complacientemente nos está enviando todo lo que está en sintonía con la petición que le damos a modo de energía.

Luego, podemos darnos la tarea de ubicar qué experiencias estamos repitiendo:

  • Un perfil de pareja determinado.
  • Un injusto jefe.
  • Que nos asalten.
  • Abandonos en nuestras relaciones amorosas.
  • Un hogar inarmónico.
  • Un mal sueldo.
  • Un trabajo en el que no nos sentimos valorados.

Debemos entender que estos eventos no están llegando a nuestras vidas una y otra vez por casualidad. Tenemos patrones de programación, donde están nuestras creencias involucradas que nos hacen pensar de determinada manera con respecto a algo.

Sería conveniente entender que hay algo que debemos traer a la luz… No necesariamente solucionarlo, capaz es algo que simplemente ocurrió y no hay una solución aplicable, pero reconocer cuál es la intención de fondo en nuestro comportamiento, el porqué de algunos pensamientos, nos da pistas que nos ayudarán a desmontar cualquier creencia que nos esté complicando la vida de alguna manera.

Debemos tener presente que algunos patrones o creencias no las hemos generado nosotros a través de nuestras vivencias, sino que pueden corresponder a algo que vimos en nuestras familias o en algún modelo que de alguna u otra manera, terminó influyendo en nosotros. Terminamos pensando algo que nos condiciona nuestra conducta y nos hace vibrar de una forma específica con respecto a determinadas entradas y obtenemos las salidas de nuestro ser ya conocidas.

La clave es dar con la creencia

El punto principal no está en el patrón de comportamiento, ni en la experiencia que estamos repitiendo, sino en dar con la creencia que predomina y hacernos conscientes de ella. Al pasarlo de la mente inconsciente a la consciente, se nos hace posible entender nuestro comportamiento y obviamente modificarlo. Mientras que en paralelo desmontamos el programa perjudicial que hemos detectado y le damos paso a otro tipo de pensamientos que serán el inicio de un nuevo tipo de vibración y en consecuencia de una nueva realidad.

Cambiar nuestro pensamiento genera los cambios más importantes en nuestras experiencias, pero solo si modificamos el programa que respaldaba este tipo de pensamiento, vamos a poder realizar cambios que se sustenten en el tiempo. Si dejamos por allí una creencia flotante, sin desmontarla, ella volverá a anidar y pronto tendremos un nuevo programa igual o peor al anterior.

Hay un dicho por allí que dice que cuando no aprendemos una lección, la vida era tan buena maestra que nos la repetía… Cada vivencia nos puede arrojar un aprendizaje y cuando nos estancamos repitiendo experiencias, es necesario pausar y reconocer que hay cosas que debemos cambiar en nosotros mismos.

Hacernos las preguntas correctas

No es casualidad tener una pareja maltratadora detrás de otra, debemos preguntarnos por qué estamos atrayendo a este tipo de personas a nuestras vidas, qué modelos tenemos en cuanto a relaciones amorosas, nos amamos nosotros suficiente o también nos maltratamos, somos maltratadores con nuestras parejas o con otras personas, cuál es la manera en la que demandamos atención o afecto.

Si es un trabajo en el que no nos valoran, debemos revisar si nos sentimos seguros de nuestros conocimientos, si estamos dedicados a un área de interés, si nos sentimos víctimas en el resto de los aspectos de nuestra vida, si somos capaces de nosotros mismos reconocer nuestros talentos y nuestros avances.

Detecta todo lo que se repita, en tu mente, en tu vida, en lo que te rodea, en lo que te ocurre, en lo que vives… Todo es una pista y si tomas el hilo y lo halas darás con ese programa que debemos romper.

Por: Sara Espejo – Reencontrate.com


Sara Espejo