Superar la timidez te empuja a enfrentar tus miedos

Superar la timidez te empuja a enfrentar tus miedos
Comparte

Seguramente sientes timidez o crees que eres tímido o tímida, y por eso, has hecho clic en este artículo.

Antes de seguir leyendo, me gustaría que respondieras mentalmente este par de preguntas:

  • ¿Te cuesta relacionarte con la gente?
  • ¿Te cuesta expresar a otras personas tus opiniones y sentimientos, por miedo a ser rechazado, criticado o burlado?

Según algunos expertos en psicología, a las personas tímidas les gustaría tener mayor contacto social. Sin embargo, es tan grande el miedo que sienten a ser rechazadas que se les hace difícil llevar a cabo esa tarea. Y esto, a la larga, puede convertirse en un problema.

Mujer tímida

Si este es tu caso, no te preocupes. Aquí, vamos a hablar un poco más al respecto y te daré algunos tips que te ayudarán a superar y a vencer esa timidez que sientes… Así que, sigue leyendo.

3 Sencillos tips para superar la timidez

Para poder superar la timidez, lo primero que puedes hacer es reconocer en qué ámbitos de tu vida se mueve. Es decir, qué es eso que desencadena miedo e inseguridad en ti:

  • ¿Estar cerca de gente nueva?
  • ¿Hablar en público?
  • ¿Tener que acercarte a alguien que te guste o te llame la atención?
  • ¿Saludar a alguien?
  • O, ¿Realizar una tarea que amerite tratar con otras personas?

Son muchas las situaciones y circunstancias donde se puede llegar a ser tímido. Pero, repito, lo importante aquí, es saber identificar y reconocer dónde tiene lugar el problema.

Una vez hayas llevado a cabo este proceso de identificación, podrás empezar a tratarlo. Para ello, se recomienda poner en práctica lo siguiente:

1. Poco a poco, enfrenta el miedo

Para dejar de ser tímido, el primer paso que debes dar, es afrontar el miedo a relacionarte con los demás. Esto no quiere decir que de la noche a la mañana vas a ser la persona más sociable del mundo… ¡No!, hay que ir poco a poco.

La clave para cambiar es dejar ir el miedo.

Roseanne Cash

Por ejemplo, se puede empezar preguntándole la hora a alguien en la parada del minibús, o dando los “Buenos días” o las “Buenas tardes” en caso de que llegues a la sala de espera de algún lugar y veas que hay gente ahí.

Si la persona a la que le estás preguntando la hora te mira con extrañeza, o no te contesta los “Buenos días” o las “Buenas tardes”, no te preocupes. En realidad, estos son casos extremos, casi nunca suelen pasar, pues generalmente la gente tiende a ser amable.

No obstante, si aun así pasa, esto igualmente te servirá, pues estás afrontando tu miedo y eso es lo más importante. Este tip, por otro lado, te permitirá reforzar tu confianza interior y apartar toda clase de inseguridad.

2. Trata de ser más comunicativo

Puedes practicar el hecho de ser más hablador o más comunicativo con la gente que ya conoces, de forma que se te haga más fácil poder entablar comunicación con los demás. Este es un ejercicio muy útil en donde debes buscar reforzar aquellos aspectos que pueden hacer más fluido el proceso de comunicación que quieres llevar a cabo. Te hablo de aspectos como:

  • Mantener el contacto visual.
  • Cuidar el lenguaje corporal.
  • Expresarte con claridad.
  • Aprender a escuchar.
  • Y evitar interrumpir.

Este tip, por supuesto, va de la mano con el anterior.

Personas comunicándose

Por ejemplo, si eres tímido al momento de hablar en público y debes presentar una exposición en clase o en tu área de trabajo, donde por supuesto estarán presentes todos tus compañeros; puedes empezar realizando preguntas en medio de la clase o de una reunión, antes de que llegue el día de tu presentación.

Esto, te ayudará a ser más comunicativo, a familiarizarte más con el entorno y, por supuesto, a perder el miedo a participar y hablar frente a los demás.

3. No te enfoques tanto en la aceptación y aprobación de los demás

Cuando trates de comunicarte con alguien, bien sea que conozcas o desconozcas, simplemente sé espontáneo; es decir, trata de ser tú mismo.

No busques agradar a los demás. Sé honesto, sé asertivo, exprésate con naturalidad y verás que los demás encontrarán en ti una razón positiva para acercarse, para hablarte o para responder cualquier inquietud que tengas y que previamente hayas preguntado.

Mujer libre de miedos

Un ejemplo: si hay alguien que te gusta y quieres hablarle, pero obviamente sientes timidez, empieza primero por relajarte un poco. Luego, observa el contexto en el cual te encuentras con esa persona e intenta acercártele preguntando algo sencillo, pero coherente. Hazlo de forma tranquila, amena y evitando no pensar en el hecho de sentir miedo. Hazlo hasta que poco a poco empieces a entablar una conversación.

Si esto no resulta y te pones muy nervioso o nerviosa, descuida… Relájate, respira poco a poco, y trata de intentarlo nuevamente en otro momento…

Y si ya lo intentaste, pero no te salió bien o no observaste receptividad por parte de la otra persona, descuida. Ten presente el tip número 1: lo importante es que diste el primer paso contra tu miedo.

Cuidado con la fobia social

Para algunos, la timidez puede ser algo inofensivo; algo a lo que quizás no hay que prestarle mucha atención o que se puede superar y asimilar fácilmente.

Pero, en realidad, hay que tener mucho cuidado y no subestimar esta conducta, ya que, si este problema no se trata de forma personal o a través de ayuda psicológica, con el tiempo se puede convertir en algo que muchos psicólogos denominan: fobia social.

La fobia social, es un trastorno psicológico que afecta a la persona haciéndole sentir un enorme miedo a exponerse a situaciones sociales y generándole, además, diversos síntomas físicos. Entonces, hay que cuidarse de no llegar a este punto.

 

En conclusión…

La timidez no es otra cosa que miedo e inseguridad. Un miedo que quizás esconde muchas razones, probablemente el hecho de haber sufrido bullying en la niñez o haber vivido bajo un núcleo familiar muy controlador, autoritario o sobreprotector. Esto, a la larga, trae repercusiones y evita que podamos socializar con los demás, algo que hoy en día no es muy conveniente que digamos.

Sin embargo, es algo que se puede tratar, como bien te mencioné, a través de terapia psicológica o con un cambio de actitud. Lo importante, es no dejarla pasar por alto. Espero que los tips que te he brindado, te motiven a dar el primer paso. Y eso sí, ten en cuenta una cosa…

Superar la timidez te empujará a enfrentar tus miedos

Muchos éxitos y un saludo cordial.

Por: Adrian Alberto ∼ reencontrate.com


Adrian Alberto

Redactor de contenido web e Ingeniero de Telecomunicaciones. Especializado en temas de crecimiento personal, tecnología e innovación digital.