Sé inteligente y firme al momento de tomar decisiones

Sé inteligente y firme al momento de tomar decisiones
Comparte

A lo largo de nuestra vida es normal que debamos tomar decisiones. Y puede que, en ocasiones, nos resulte difícil elegir un camino o hacer una elección entre varias alternativas.

Tener que tomar una decisión, por lo general, nos lleva a sentir miedo. Miedo a equivocarnos, a que nos juzguen, a que nos critiquen, o a que simplemente, nos vaya mal.

Sin embargo, esto sucede en todos los ámbitos de nuestra vida; es algo normal. Probablemente, te está ocurriendo en este momento. Sientes miedo a tomar una decisión y por eso, estás leyendo este artículo.

Sentir miedo es normal

La pregunta aquí, es… ¿Se puede acaso superar el miedo y llevar a cabo una buena elección?

El área de la psicología responde a esto con un «Sí»; es posible lograrlo. Pero para ello, debemos tener presente ciertas recomendaciones, las cuales te daré a continuación.

Siempre vas a tener que tomar decisiones

Bien sea que queramos emprender algún proyecto personal, que anhelemos progresar, que deseemos compartir nuestra vida con alguien más, que anhelemos poner fin a algo que nos esté lastimando, o que deseemos cambiar algo de nuestra personalidad…

Vivir, es tener que decidir o elegir. De lo contrario, nada tendría sentido.

Constantemente, vamos a tener que tomar decisiones y siempre va a estar presente el miedo, pero… ¿cómo podemos manejar esta situación y tomar una buena decisión?

Haz lo siguiente:

1. Identifica muy bien tu elección

Como bien se mencionó, a diario tomamos decisiones. Sin embargo, algunas tienden a ser más importantes que otras. Por eso, es necesario identificarlas muy bien antes de proceder a ver qué alternativas hay, y si vamos o no a ejecutarlas.

Recuerda que, hay ciertas decisiones que llevan más tiempo analizarlas, pensarlas y tomarlas. Y que no es lo mismo decidir si vas a comprar una camiseta de color amarillo o azul, a decidir qué carrera universitaria vas a estudiar, si ingeniería o medicina.

El nivel de cada decisión, es distinto. Por lo tanto, los psicólogos recomiendan que describamos mentalmente, y concretamente, las decisiones que vayamos a tomar.

2. Identifica muy bien todas las alternativas

Una vez hayas identificado la decisión o elección que debes tomar, observa todas las alternativas que hay. Y no te guíes por un solo color o por dos colores. La vida no es únicamente blanco y negro. La vida está compuesta por una infinidad de matices.

Así pues, si debes decidir entre qué carrera universitaria estudiar, si ingeniería o medicina, ¿Por qué no mejor analizas el resto de carreras que se te ofrecen?

¿Estás seguro que tu vocación es querer ser ingeniero o doctor? ¿Hay alguna otra carrera que te llame la atención y que vaya acorde con algún talento que poseas?

Vocación

Formúlate preguntas, plantéate todas las alternativas, o consulta con alguien de confianza si así lo deseas. Pero eso sí, observa ese gran abanico de posibilidades y no veas un solo camino, ni dos… observa todos los caminos que hay a tu alrededor.

3. Escribe y visualiza

Si deseas ser más ordenado u organizado, puedes optar por escribir en tu diario o agenda personal las decisiones que quieras tomar y sus diferentes alternativas.

A medida que lo vayas haciendo, visualízate tomando una decisión, según cada alternativa. Es decir, intenta imaginar y detallar cómo sería la experiencia.

En ese momento, pregúntate… ¿Cómo me veo ejecutando esta opción? ¿Me siento cómodo, conforme o disconforme? ¿Me siento realmente feliz tomando esta decisión?

Mientras haces esto, analiza muy bien los pros y los contras; analiza lo que obtienes a favor o lo que puedes perder.

Los psicólogos aseguran que, si realizas un buen análisis de la situación, podrás tomar decisiones sin miedo.

4. Ahora sí, toma la decisión

Si fuiste capaz de llevar a cabo cada uno de los pasos anteriores, la confianza que reside en ti mismo, hará que puedas tomar una decisión sabia y correcta.

Procede simplemente a la acción. Pon en marcha eso que querías hacer, dale tiempo al tiempo y espera los resultados.

Si acertaste en tu decisión, ¡Excelente!… Si no fue así, no pasa nada, ¡Aprendiste de elloy puedes intentarlo luego!

7 aspectos que debes de tomar en cuenta antes de tomar una decisión

Sumado al proceso anterior, hay 7 cosas que tienes que tener presente antes de tomar una decisión. Y son las siguientes:

  1. Aparta de tu mente la creencia limitante de que “siempre tomamos malas decisiones”. Y, sobre todo, si no fuiste acertado con tu decisión.
  2. No busques ser perfecto. No siempre se tomará la decisión perfecta.
  3. Jamás dependas de la necesidad de aprobación. Puedes consultar una determinada decisión con alguien de tu círculo de confianza, pero no dependas de su aprobación o desaprobación. Recuerda que, serás tú mismo quien realmente vivirá la experiencia.
  4. Siempre busca alternativas.
  5. No tomes una decisión a partir de emocionalismos o por impulsividad. Siempre es importante pensar y analizar, antes de decidir. Así que, no te precipites.
  6. Aparta el miedo a fallar a los demás. Sobre todo, si tus decisiones tienen que ver con algo muy personal.
  7. Jamás delegues tus decisiones a otros.

Cada uno de estos aspectos evitará que sabotees, o boicotees, tu proceso de toma de decisiones.

Elecciones

Conclusión: No tengas miedo de tomar decisiones. Y si sientes miedo, que es normal que esto suceda, afróntalo. Y busca una manera sabia de encararlo. Pero eso sí, no te estanques ni te bloquees. Tampoco te lo tomes a la ligera o te apresures… ¡Piensa antes de decidir!

Sé inteligente y firme al momento de tomar decisiones.

Muchos éxitos y un saludo cordial.

Por: Adrian Alberto ∼ reencontrate.com


Adrian Alberto

Ingeniero de telecomunicaciones | Escritor y emprendedor digital | Me agrada leer, estudiar e investigar sobre temas de Psicología y Espiritualidad | Aprendiz de SEO y Desarrollo Web | IG: AdrianAlbertoOk