5 frases cortitas que te revelarán cosas acerca de tus emociones

5 frases cortitas que te revelarán cosas acerca de tus emociones
Comparte

Las emociones se originan de forma natural dentro de nosotros y es completamente normal que queramos expresarlas.

Desde el momento en que nacemos, lloramos cuando estamos tristes, hambrientos o cuando necesitamos algo. Nos enfadamos con aquellos que nos lastiman. Les tememos a cosas que pueden ser peligrosas. Y nos sentimos felices cuando nos brindan amor, amabilidad o afecto.

Básicamente, los seres humanos estamos configurados para sentir cosas y reaccionar de forma emocional a lo que sucede a nuestro alrededor.

Sin embargo, hay momentos en donde todo se complica. Por ejemplo, cuando empezamos a sentirnos confundidos sobre lo que sentimos, o por qué lo sentimos (valga la redundancia). Surgen entonces ciertas emociones con las que nos cuesta lidiar y que, en ocasiones, terminamos reprimiendo, negando u ocultando. Algo que no es recomendable hacer.

5 frases cortitas que te revelarán cosas acerca de tus emociones

Entender nuestras emociones no solo nos va a ayudar a entendernos a nosotros mismos. Sino también a vivir una vida más profunda y significativa. En este sentido, te presento 5 frases cortitas que describen mejor tus emociones, y que además, te harán meditar sobre quién eres en realidad:

1. “Tus emociones no te definen”

Algo que debes entender desde el primer momento, es que tus emociones y sentimientos son importantes, pero no te definen como persona.

Mujer cambiando de emociones

Las emociones son señales electro-químicas que van desde tu cerebro hasta tu cuerpo como respuesta a tus experiencias cotidianas. Simplemente, están ahí para regular tus pensamientos y comportamientos, y asimismo, darte información sobre el mundo que te rodea.

No moldean tu carácter ni impactan en tu esencia, a menos que tú se lo permitas. Puedes, por ejemplo, tener la libertad de enojarte, sin pensar que eso te convertirá luego en una persona amargada. O bien puedes sentirte feliz, sin tener que presionarte a ti mismo para actuar como una persona feliz todo el tiempo.

2. “Las emociones van y vienen… acéptalas sin cuestionarlas tanto”

Una de las razones por las que se dice que una persona es mucho más que sus emociones, es porque a menudo estas van y vienen. Por ende, algo tan primordial para nosotros como lo es nuestra propia identidad, no debería definirse por algo tan cambiante como nuestras emociones.

Incluso, aquellas reacciones físicas más intensas (como llorar, temblar y gritar) se incrementan, llegan a un cierto pico y luego decrecen en cuestión de minutos.

Por otro lado, ¿alguna vez te has sentido de cierta forma, pero no sabes por qué?… o ¿alguna vez has tenido que lidiar con una emoción que apareció de la nada?… Esto es completamente normal, así que, descuida.

Tener que darle sentido a nuestras emociones cuando no sabemos qué las motiva, puede ser algo muy confuso y difícil. Sin embargo, a veces solo es necesario permitirte sentir lo que sea que estés sintiendo, e intentar no estancarte en averiguar por qué sientes eso.

Puede haber una decena de razones diferentes del porqué sentiste algo, y asimismo, está bien sentirlo. Ya sea que te sientas triste, enojado, feliz o asustado; sé sincero respecto a cómo te sientes y acepta eso que sientes sin juzgar. Todos tus sentimientos son válidos.

3. “Las emociones negativas no existen. Todas nos benefician”

Probablemente, creas que los sentimientos son buenos o malos. Pues bien, déjame decirte que, dentro del área de la psicología, todos los sentimientos son neutros.

Aunque a veces pueda ser doloroso sentir cosas fuertes y profundas, el hecho de permitirte experimentar tus emociones, puede enseñarte muchas cosas sobre ti mismo.

No existe eso de “las emociones positivas o negativas”. Las emociones en sí, no tienen ninguna forma. Estas son solo el resultado de lo que haces con ellas.

4. “Todas tus emociones tienen razón de ser”

Todos tus sentimientos son parte natural de la vida y sirven para hacerte saber cómo te afecta eso que sucede a tu alrededor.

Por consiguiente, todas tus emociones tienen un propósito: guiarte en la dirección correcta y ayudarte a entender lo que sea que estés atravesando. Así, por ejemplo:

  • La envidia y el descontento te indican que dentro de ti hay una necesidad que no estás satisfaciendo.
  • El enojo te hace saber que se han cruzado tus límites.
  • La ansiedad y el miedo te mantienen a salvo de un peligro potencial.
  • La felicidad te enseña a buscar las personas y lugares que te hacen sentir amado.
  • Los sentimientos de tristeza son una manera de procesar la pérdida de algo o alguien que alguna vez fue importante para ti.

5. “Las emociones se contagian, por lo tanto, rodéate siempre de personas positivas”

¡Así como lo estás leyendo! Tus emociones pueden ser muy contagiosas. Hay varios estudios científicos que demuestran que cuando estás con un grupo de personas, inconscientemente, imitarás sus emociones.

Con eso en mente, no es de extrañar que, si cerca de ti hay personas tóxicas, te podrías hundir y agotar emocionalmente.

Por eso, es aconsejable rodearse de personas que nos hagan sentir bien, con quien disfrutemos pasar el tiempo, y con quienes sintamos una verdadera conexión.

Personas con distintos estados de ánimo

Ahora bien, cuéntame… ¿has aprendido algo nuevo acerca de ti y tus emociones? Házmelo saber en los comentarios.

Para finalizar, te recuerdo que, en este espacio, podrás encontrar varios talleres, cursos y herramientas que te pueden ayudar con tu crecimiento personal y espiritual. La invitación es a que te suscribas a cualquiera de ellas y las aproveches al máximo.

¡Nos vemos!

Por: Adrian Alberto ∼ reencontrate.com


Adrian Alberto

Redactor de contenido web e Ingeniero de Telecomunicaciones. Especializado en temas de crecimiento personal, tecnología e innovación digital.