Islandia inaugura la primera planta que purifica el aire contaminado

Islandia inaugura la primera planta que purifica el aire contaminado
Comparte

La contaminación ambiental es algo que nos tiene bastante preocupados. La mayoría de las personas desean vivir en un mundo limpio, con aire puro. Por eso, este tipo de noticias tan relevantes no deben pasar por debajo de la mesa… ¡Es necesario compartirlas! Merecemos un mundo mejor, y estamos convencidos de que las buenas acciones son dignas de celebración.

Quien diría que Islandia, un país que a principios del siglo XX era muy pobre, hoy día lleva a cabo una de la más grande transformación energética de la historia, eliminando los combustibles fósiles y adoptando la energía geotérmica. Esta tecnología es capaz de revertir incluso el cambio climático.

Un país que está eliminando la contaminación del aire:

Una planta de energía en Islandia, está utilizando roca volcánica para transformar dióxido de carbono en cristales similares a la sal. Bajo tierra, el gas de efecto invernadero se ha logrado solidificar en pocos meses.

Este proceso en forma natural suele tardar siglos en llevarse a cabo. La solidificación del carbono podría reducir el riesgo de que éste se filtre a la atmósfera, generando daños climáticos.

En la planta geotérmica Hellisheidi cerca de Reykjavik, los investigadores disuelven dióxido de carbono en agua y lo inyectan en la roca de basalto. Esta reacciona químicamente con el gas y lo mineraliza. El proyecto se llama Carbfix, y comenzó en 2007.

El dióxido de carbono es un gas de efecto invernadero. Es emitido en grandes cantidades por el sector del transporte, las industrias y los volcanes de Islandia.

En Hellisheidi, el proceso de investigación tomó menos de dos años. Los expertos utilizaron trazadores químicos para monitorear el CO2 en pozos excavados entre 400 y 1300 metros de profundidad. Luego verificaron los resultados al traer muestras de la roca.

Observaron que estaba cubierto con el carbón cristalizado blanquecino ¡El 95 por ciento de lo que se inyectó se había convertido en piedra!

planta purificadora

Islandia convierte el dióxido de carbono en roca para un aire más limpio

Pete McGrail, científico del Pacific Northwest National Lab, estudia la captación de carbono. “Los resultados del campo Carbfix confirman años de pruebas de laboratorio que sugirieron que el dióxido de carbono podría mineralizarse con bastante rapidez”, expresó McGrail.

Las emisiones anuales de carbono de la planta (unas 40.000 toneladas) representan el 5 por ciento de las de una instalación de carbón comparable. Según el operador de la planta Reykjavik Energy, la empresa también estaba bajo presión del gobierno para eliminar el gas sulfuroso.

“La necesidad de lidiar con el olor a azufre es lo que hizo factible el proyecto” reconoció la gerente de proyectos de energía de Reykjavik, Edda Sif Aradottir . “Si nos fijamos en otros proyectos en todo el mundo, los que tienen éxito son los que tienen algún tipo de valor agregado, como este… de ​​lo contrario, es difícil de justificar”, dijo.

Islandia es el primer país en crear una planta que convierte el CO2 en un mineral sólido, evitando así que se libere a la atmósfera. Es decir, ha logrado transformar el aire contaminado en aire limpio.

La empresa pionera que ha apoyado esta gran iniciativa es Climeworks. Esta lleva bastante tiempo creando consciencia en la población sobre la necesidad de eliminar el carbono que contamina al medio ambiente. Los objetivos de lograr una sustentabilidad en el proyecto se han basado en crear consciencia.

Un proyecto bastante costoso…

La idea ahora es replicar el hallazgo en otros países y utilizar esta tecnología para favorecer la reducción de contaminantes en el aire en todo el planeta, contrarrestando el cambio climático.

Sin embargo, el costo puede ser un obstáculo para muchos proyectos de captura de carbono.

“La planta de Islandia ya tenía que construir la infraestructura para extraer los gases residuales, por eso el costo de almacenar el carbono fue de solo 30 $ la tonelada”, según Aradottir.

Proyectos similares podrían costar más del triple de esa cantidad, razón por la cual instalaciones como el proyecto Boundary Dam de Canadá de 1,1 $  utilizan el CO2 capturado para aumentar la producción en los pozos de petróleo en lugar de simplemente almacenarlo.

El agua utilizada también genera un obstáculo:

Aparte de las preocupaciones por el costo, los investigadores también señalan que se utiliza mucha agua en el proceso… 25 toneladas por cada tonelada de dióxido de carbono capturado.

“Usar tanta agua en el proceso es una desventaja de esta tecnología”, reconoce Stute, pero asegura que toda el agua podría reciclarse. El agua de mar, a diferencia de las aguas residuales geotérmicas, también podría usarse. “No hay una indicación certera de por qué no debería funcionar, pero creo que definitivamente hay que estudiarlo”.

purificar aire

McGrail también comenta que aún no está definido si la solidificación del carbono puede alcanzar una escala comercial. “Aún queda trabajo importante por hacer”, dice. Esto plantea interrogantes sobre cuánto tiempo los pozos podrían permanecer inyectables y cuánto carbono se podría almacenar.

Mientras tanto, se considera un gran avance que este tipo de acciones puedan ayudar a reducir la contaminación ambiental y proveer al mundo aire más limpio para vivir en plenitud. Lo cierto es que la energía renovable ha contribuido a una imagen positiva de Islandia y la naturaleza islandesa

Por Loubna Hatem ∼ reencontrate.com


Loubna Hatem

Ingeniero Civil. Escritora Web. Coach de mi propia Vida. Madre de un par. Amante de la Creatividad y el Arte. Enamorada de la Madre Naturaleza. ¡Espíritu Libre! 🌺🌸