Vive la magia de aceptar y dejar ir

Vive la magia de aceptar y dejar ir
Comparte

¡La magia de aceptar y dejar ir es realmente liberadora! Si aún no has vivido la experiencia, te invito a reflexionar…

Nuestro mundo gira en torno a la forma en que pensamos, así que de acuerdo a lo que percibimos, iremos diseñando nuestro propio destino. Si queremos tener una mejor vida, continuaremos explorando nuevas etapas o ideas que nos ayuden a dar los titubeantes pasos hacia el éxito. Pero, ¿Qué es lo que nos impide tener éxito en la vida? ¿Nuestros amigos? ¿La familia? ¿Los compañeros de trabajo, o las circunstancias de la vida?

Si has pensado en alguna de esas opciones, retrocede un paso y reconsidera la respuesta. Si alguno de ellos tiene el poder de detenerte, entonces eres tú quien le dio el poder. La persona que puede impedirte alcanzar tus sueños no es otro más que tu mismo.

Existen varias razones que pueden hacerte sentir estancado. Podría ser la inseguridad, celos, dolor, agonía, frustración, desmotivación, ira, o cualquier otra emoción que consuma tus energías positivas. Aferrarse a tales sentimientos negativos no arregla nada en la vida. Es como repetir el pasado en la mente una y otra vez, lo que no da ningún éxito positivo en ningún aspecto de tu vida.

Pero qué es aceptar y dejar ir?

El juego de la mente es bastante agobiante. Cuando surja ese sentimiento que te hace sentir mal, prueba optar por el proceso más fácil: Analiza ese sentimiento cerrando los ojos y respirando profundamente.

deja ir

Observa la emoción, siéntela y analízala. Lugo pregúntate: ¿por qué esos pensamientos dominan mi mente? ¿Conseguiré alguna mejora para mi futuro con esta emoción o seguiré magullando la herida?

Cuando se observas con claridad que tales sentimientos no generan positividad a tu vida, sino que inundan tu ser con negatividad, la forma definitiva de deshacerse de ello es aceptar la situación tal como es … ¡Ahí es donde comienza el verdadero desafío!

Aprendiendo la magia de aceptar y dejar ir

Cuando aceptas la situación que te trae conflictos, la sientes internamente. Te das cuenta de que está ahí. Luego, lentamente, dejas que sea como es, la aceptas, “la dejas ser”.

Cuando te haces una herida en un dedo, no te la pasas tocándolo, ¿cierto? De la misma manera, cuando dejas de permitir que la herida afecte a tu mente y tus emociones, empiezas con el proceso de curarte a ti mismo desde tu interior.

En casi todos los casos, la magia de la aceptación y el arte de dejar ir hace las cosas más fáciles de lo que parece.

Los seres humanos estamos estructurados por diferentes emociones que nos dominan, pero tales emociones no nos definen como persona. Cuando vuelves al pasado, automáticamente se destruye tu ruta hacia el futuro. Te enfocas más en quien fuiste que en quien quieres ser.

Cuando las personas tienden a apegarse al pasado, se sienten dominadas por él, como si fuera su auténtica identidad, y es la que tienen que mostrar al mundo. Somos devorados por la sensación de dolor que nos hace ciegos al mirar al pasado. Estas son las emociones autoimpuestas que creamos inconscientemente para mantenernos dentro de la burbuja del dolor.

 

Re-conocer y aceptar estas emociones es un paso primordial para aprender a soltarlas.

Cíñete al presente de la situación en la que te encuentras

Tu pasado ya no te necesita, pero tu futuro te mira con la esperanza de vivir días más brillantes, y emocionantes. Asegúrate de no arruinarlo por tu terquedad de arrastrarte hacia las emociones del pasado

¡Busca estar presente en esa nueva situación y siente que lo vales! Tú mereces toda la felicidad del mundo por mucho que hayas sufrido. Un mal pasado no define tu bendito futuro.

Para ganar aceptación, libérate de las expectativas

Cuando construyes castillos en la nube, ten cuidado de que no sean más que expectativas vacías.

No hay garantías para ciertos resultados en nuestra vida, pero con nuestras propias expectativas, creamos una bola de dolor a nuestro alrededor. Cuando nuestra bola del deseo se pincha, estalla, llevándonos irremediablemente al dolor.

suelta y deja ir

Mientras que con el poder energético de la aceptación, no creas imágenes innecesarias, sino que aceptas el hecho de que lo que está destinado a ser para ti, te sucederá, sin importar lo que exija la situación. Eso es dirigirte hacia un resultado positivo.

Ganar aceptación te ayuda a dejar ir el miedo y aprender a dominar esos pensamientos vagos, reemplazándolos con una gigante visualización de esperanza y positividad para disfrutar de la vida tal como debe ser.

Expande tus creencias y gana cada situación

Naciste libre, por lo tanto, la libertad ha sido tácitamente tu derecho de nacimiento, desde el principio. Cuando decides que ciertas cosas son imposibles, solo te privas al limitar tu poder y fuerza para lograr tus objetivos.

Deja ir tus pensamientos limitantes y acepta el poder con el que has sido bendecido.

Naces con un propósito. Por lo tanto, para lograr los objetivos de la situación destinada, abraza los diferentes aspectos de la situación, sin importar cuán difícil sea. La ciudad de Roma nunca se construyó en un día y Einstein fracasó muchas veces antes de alcanzar las alturas del éxito.

Controla tu mente y los pensamientos que cultivas

No poseemos el poder especial de controlar o explorar la mente de los demás. En su lugar, lo único que podemos hacer es controlar nuestros propios pensamientos. Acepta el hecho de que la gente hará lo que quiera, y será de la manera que quiera que sea.

¿Por qué deberías maltratarte con pensamientos aleatorios que traen dolor y tristeza?

El comportamiento de los demás no es algo por lo que debas preocuparte. Cuando controlas tus propios pensamientos, te llevas a ti mismo hacia el lado más radiante de la vida en lugar de apegarte a lo que “otros pensarán” y vivir sufriendo.

Deja atrás los errores anteriores y acéptalos como una lección de vida.

La vida tiene una forma misteriosa de enseñar lo que es mejor para ti. Cuando sigues experimentando esas situaciones que no albergan nada más que dolor, necesitas comprender lo que la vida está tratando de enseñarte.

liberación es dejar ir

Hasta que aprenda de tus errores, te verá invadido por situaciones de patrones similares. Se lo suficientemente humilde para aceptarte y rectificarte a ti mismo en lugar de rectificar a los demás.

Aparte de comprender todos estos aspectos del “dejar ir” al aceptar las diferentes situaciones, aprende también a perdonarte a sí mismo y a los demás, y encontrarás así una vida plácida, colmada de satisfacciones y alegrías.

A fin de cuentas, el perdón es la más humilde manifestación de la aceptación. 

Por: Loubna Hatem ♥ ∼ reencontrate.com


Loubna Hatem

Ingeniero Civil. Escritora Web. Coach de mi propia Vida. Madre de un par. Amante de la Creatividad y el Arte. Enamorada de la Madre Naturaleza. ¡Espíritu Libre! 🌺🌸