Esa amistad tóxica que tienes, debes dejarla ir ya mismo

Esa amistad tóxica que tienes, debes dejarla ir ya mismo
Comparte

Las buenas amistades son vitales para el bienestar emocional, son un apoyo en momentos de angustia, y una grata compañía para momentos de alegría. Nuestros queridos amigos suelen ser un aliciente muy importante y necesario en nuestra vida, pero a veces las cosas cambian de tono y la relación se vuelve una amistad tóxica.

Es importante detectar cuando una amistad se puede volver tóxica, agotando tu energía y socavando tu autoestima. A veces, puedes mejorarla y restaurarla a través de una conversación honesta, pero en otras ocasiones puedes necesitar alejarte para siempre.

8 Señales que te indican que tienes un amigo tóxico:

Aquí están las ocho señales claves para detectar si tienes una amistad tóxica. ¡Atención!

1-. Te baja la autoestima:

Un amigo debería hacerte sentir como un igual, dando y recibiendo comentarios positivos que los hagan sentir bien a los dos. Sin embargo, un amigo tóxico puede encontrar maneras sutiles de hacerte sentir que eres menos que él.

Por ejemplo, puede poner atención sobre tus inseguridades y reforzarlas como verdaderas. O bien, puede desalentarte para que no intentes alcanzar tus sueños (diciéndote que no son realistas para alguien como tú).

2. Te hace sentir culpable:

Todo el mundo comete errores en las relaciones. Los buenos amigos suelen disculparse luego de ciertas discusiones y enfrentamientos.

amistades conflictivas

Por el contrario, las amistades tóxicas o manipuladoras a menudo involucran al amigo y lo hacen responsable de sus errores. Esta persona te hará sentir culpable y responsable de lo ocurrido, y las disculpas suelen ser escasas o nulas. El te dirá que todo es culpa tuya y que eres tú quien necesita cambiar o sentirse mal por una interacción difícil.

3. Intentos de control:

Los comportamientos de control pueden ser menos obvios en una amistad tóxica que en una relación romántica, pero pueden ser igual de perjudiciales.

El amigo tóxico siempre puede insistir en estar a cargo de lo que haces o adónde vas. Incluso puede intentar influir en tus decisiones de vida, o tratar de ejercer influencia sobre cómo te ves y cómo te vistes.

Los amigos verdaderos te otorgan el poder de tomar tus propias decisiones. Pueden dar su opinión, pero siempre respetarán tu autonomía.

4. Te aíslan:

Algunos amigos controladores pueden tratar sutilmente de impedir que hagas nuevos amigos. De igual manera, pueden, incluso, tratar de impedir que encuentres una pareja.

Esto se debe a que un amigo tóxico necesita demandar de todo tu tiempo y energía. Puede ser que odie la idea de que vuelvas tu atención a otra persona o lugar en cualquier momento.

A veces, es posible que ni siquiera notes esta influencia aislante hasta que de repente te das cuenta de que otros amigos, o incluso la familia, se han alejado de ti.

5. Humillación deliberada:

Las bromas discretas son parte de muchas buenas amistades, pero ser avergonzado en público es otra historia.

Si tu amigo se burla de ti en reuniones sociales, cuenta chistes crueles a tu costa o afirma que “simplemente no tienes sentido del humor”, entonces está siendo abusivo.

Si le haces notar esta anormalidad a tu amigo y su comportamiento sigue sin cambiar, entonces esta persona no es buena para ti. Las amistades sanas deben cuidar tus espaldas de los demás y hablar siempre bien de ti.

6. Proyectan sus imperfecciones en ti:

Los amigos tóxicos pueden proyectar sus propios aspectos desagradables sobre ti, para poder atacar estos defectos de forma segura. Por ejemplo, tu amigo puede ser muy impuntual, y aún así, regañarte por “llegar siempre tarde” cuando has llegado tres minutos tarde a la comida por primera vez.

Si esto sucede a menudo, tu amigo te está usando para resolver sus propios problemas internos. No siempre es una elección consciente, pero si esto se perpetúa en el tiempo, la amistad puede dejarte confundido y desanimado, dudando sobre tus propias virtudes o defectos.

7. Una personalidad incongruente:

Todos experimentamos diferentes estados de ánimo, y por supuesto, no puedes esperar que todos tus amigos estén constantemente de buen humor.

amistades incongruentes

Pero si tienes un amigo que está alegre un día y furioso al siguiente día, estarás dentro de una dinámica peligrosa para tu salud mental. Nunca serás capaz de sentirte relajado cerca de esta persona, y pasarás demasiado tiempo tratando de buscar la manera de complacer a tu amigo tóxico.

8. Chantaje emocional:

Por último, los amigos tóxicos a menudo retienen el afecto o el apoyo dependiendo de las circunstancias. Esto se debe a que su amor es condicional y se basa en gran medida en lo que puedes hacer por ellos. Por lo tanto, si dices que no puedes ir a un evento social, entonces el amigo puede negarse a contestar tus llamadas, o ser frío en la conversación hasta que cambies de opinión.

En las amistades sanas, ambas personas entienden que la disponibilidad varía con el tiempo, y se comunican abierta y honestamente sobre los sentimientos heridos.

Detecta a tiempo lo que no es normal…

Si alguno de tus amigos encaja en algunas o todas las señales que te hemos planteado anteriormente, es hora de que te detengas a pensar un momento y a tomar decisiones  contundentes! ¡Estás ante una amistad tóxica!

Siempre es bueno apuntar los temas y discutirlos con tu amigo, pero si no ves que haya receptividad o mejoría, será el momento de poner tus límites y amarte a ti mismo por sobre todas las cosas! ¡Suerte!

Por: Loubna Hatem ∼ Reencontrate.com


Loubna Hatem

Ingeniero Civil. Escritora Web. Coach de mi propia Vida. Madre de un par. Amante de la Creatividad y el Arte. Enamorada de la Madre Naturaleza. ¡Espíritu Libre! 🌺🌸

3 thoughts on “Esa amistad tóxica que tienes, debes dejarla ir ya mismo

Comments are closed.