¿Cómo superar una ruptura?

¿Cómo superar una ruptura?
Comparte

Por más aventurada que haya sido la decisión de iniciar una relación con alguien, todos lo hacemos con la intención de que las cosas funcionen y logremos engranar nuestras vidas a la de alguien. Por lo cual una ruptura, normalmente representará un trago amargo, incluso si hemos sido nosotros los que decidimos terminar.

Evidentemente hay factores que agravan las consecuencias de una ruptura, el tiempo transcurrido durante la relación, las relaciones más allá de las amorosas (comerciales, sociedades, etc), la existencia de hijos, los bienes comunes, las condiciones habitacionales, los motivos de la separación, etc…

Sin embargo, en todo caso, asumir una separación desde la construcción en lugar de la destrucción, será la vía más efectiva para la superación y para abrir paso a una nueva etapa de la vida, que puede resultar muy satisfactoria.

Evita culparte:

Una cosa es asumir la responsabilidad compartida, que siempre existirá, independientemente de los acontecimientos y otra es culparte y torturarte pensando en todo lo que pudiste haber hecho o dejado de hacer. Ambos hicieron lo mejor que pudieron con sus recursos y su experiencia.

Vive tu duelo:

Toda separación lleva consigo un proceso de duelo, vívelo con calma, pero sin intenciones de instalarte indefinidamente. Respeta tus tiempos, pero fija tu mirada en la salida de ese proceso.

No idealices la relación o a tu expareja:

Cuando las parejas rompen existe cierta tendencia a idealizar y a olvidar lo que condujo la relación a la ruptura. No debemos abusar de nuestra imaginación, haciéndonos daño al pensar en algo de una forma totalmente diferente a la que siempre fue.

Conéctate con lo que te apasiona:

Haz cosas en donde tu tiempo vuele, donde se te haga muy difícil pensar en otra cosa que no sea eso que amas.

Desconéctate al menos por un tiempo de tu expareja:

No es necesario bloquear a alguien de nuestras vidas reales y virtuales, pero sí podemos buscar algo de distancia y no procurar enterarnos de sus pasos. Mientras menos en nuestra mente esté, más rápido superaremos la ruptura.

Comparte con otras personas:

Sal, diviértete, conoce gente. No te apresures entrando otra relación, porque puede resultar tentador y tener buen pronóstico, pero el efecto rebote puede ser muy intenso y hacerte sentir peor.

No te centres en lo malo que ocurrió:

Prepara tu mente para recibir lo que sí quieres, así que deja de revisar el listado de todo lo negativo y procura al recordar algo de la relación, hacerlo de lo que te gustó, de lo que disfrutaste, agradece y bendice esos momentos.

Suelta el rencor y acepta:

No todo es como queremos, pero qué le vamos a hacer, procuremos nuestra felicidad antes que nada, la cual no hallaremos si nos llenamos de rencores y resentimientos. Suelta lo que dolió y acepta que no siempre las cosas resultan como esperamos y que si queremos cosas diferentes en nuestro futuro, debemos comenzar a hacer cosas distintas ahora.

Si tienes algún vínculo adicional separa los roles:

En el caso de tener que mantener un nexo, más allá de lo amoroso, procura ser lo más objetivo posible y actúa buscando lo mejor para la mayoría de los involucrados, en especial si el vínculo ahora es de padres de un mismo niño.

No consideres la ruptura como un fracaso, todo es una aprendizaje y normalmente nos preparamos para nuestro verdadero amor. Cuando estamos listos, cuando lo creamos, cuando lo atraemos, es que nos damos cuenta de por qué antes no funcionó. En el momento no somos capaces normalmente de aplicar ese principio, pero el tiempo se encarga de mostrarnos cómo encaja todo. Así que vive tu proceso, pero convéncete de que lo mejor está por venir.

Por: Sara Espejo – Reencontrate.guru


Sara Espejo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *