La dieta mental: un hábito que beneficia tu salud y estimula tu felicidad

La dieta mental: un hábito que beneficia tu salud y estimula tu felicidad
Comparte

La dieta mental es un ejercicio psicológico que beneficia a cualquier persona que la practique. Las ventajas que este ofrece se evidencian en distintos aspectos: mental, espiritual, emocional y físico.

Esta tiene que ver con un cambio en nuestros hábitos de pensamiento y es muy recomendada por cientos de psicólogos y psicoterapeutas.

¿Alguna vez has escuchado esa frase que dice: «Somos lo que comemos»? Bien, la dieta mental funciona exactamente igual, aunque la frase que mejor la describe, es la siguiente:

Somos lo que pensamos y nos convertimos en lo que pensamos.

¿Y cómo se puede llevar a cabo este plan nutricional mental? Te lo explicamos a continuación.

La Dieta Mental

Como se dijo al principio, este ejercicio, además de ser maravillo, genera resultados positivos. Al principio, cuesta practicarlo, pues no es nada sencillo, pero, si mantienes la constancia, puedes hacer de él un gran régimen de vida.

Entrenamiento mental

En primer lugar, debes tener presente lo siguiente:

Así como nos preocupamos por cuidar lo que comemos o ingerimos para tener un cuerpo saludable, también tenemos que estar atentos a todo lo que alimenta o nutre nuestra mente.

Ahora bien…

¿En qué consiste este plan de nutrición mental?

En lo siguiente:

Durante los siguientes 7 días, no debes albergar ni un solo pensamiento negativo en tu cabeza.

Los pensamientos negativos van a llegar en cualquier momento, claro está. Pero, debes estar atento y no engancharte en ninguno de ellos. Si alguno llegase, detéctalo, e inmediatamente córtalo: monta un pensamiento diferente encima de él.

Como puedes ver, la dieta mental es un compromiso contigo mismo.

El problema de los pensamientos negativos

Cabe aclarar que los pensamientos negativos suelen ser muy recurrentes. Llegan en cualquier momento. Incluso, se calcula que, una persona tiene alrededor de 60.000 pensamientos diarios. De esos 60.000, el 90% son pensamientos del día anterior y el 80% de estos últimos, son pensamientos de contenido negativo o catastrófico.

¿Por qué pasa esto?, te estarás preguntando.

Pensamientos

La respuesta es que el ser humano vive en un constante modo de supervivencia. Es decir, está diseñado para anticiparse al peligro o para protegerse de él. Entonces, tenemos integrado una especie de radar que siempre nos indica las cosas malas que pueden suceder.

¿Cómo actuar frente a este problema?

Es aquí donde entra la dieta mental. Una estrategia muy básica y muy elemental que consiste en:

  1. Comprometerse. Durante siete días tu compromiso va a ser no albergar un solo pensamiento negativo en tu cabeza.
  2. No engancharse. Los pensamientos negativos van a llegar. Sin embargo, debes estar atento a no engancharte en ninguno de ellos. No te quedes dando vueltas en ese pensamiento; de lo contrario, cuando te des cuenta, llevarás 5, 10 o 15 minutos enganchado en él y tu química cerebral habrá cambiado. Por consiguiente, empezarán a tener lugar las sensaciones incómodas: la ansiedad, la angustia, la tensión, la preocupación, etc.
  3. Cortar. La clave está en detectar el pensamiento negativo e inmediatamente cortarlo. Esto último se hace colocando un pensamiento diferente encima del pensamiento negativo. Para ello, hay que tener siempre un arsenal de pensamientos positivos.

Por otro lado…

¿Qué pensamientos positivos pueden reforzar tu dieta mental?

Todo pensamiento negativo lo puedes bloquear al colocar delante de él eso que quieres lograr en la vida. Para ello, debes tener claro hacia dónde vas, cuál es tu foco y qué es lo que quieres.

Ahora bien, si el pensamiento negativo tiene que ver con alguna circunstancia en tiempo presente, intenta no enfocarte en el problema, sino en la solución.

Como se explicó anteriormente, a veces, cuando actuamos en modo supervivencia, ponemos la atención en el problema, la eventualidad o la circunstancia. ¡Y no! Más bien hay que poner nuestra atención en buscar soluciones.

Sé constante

Si te llegas a encontrar enganchado en un pensamiento negativo, sé consciente de ello, corta inmediatamente y arranca de nuevo… ¡Sé constante! Recuerda que, son siete días en los que debes evitar albergar pensamientos negativos en tu cabeza.

Este ejercicio te cambiará la vida por completo si eres perseverante con él. Observarás cambios automáticos en tu estado de ánimo y de salud.

Pensamientos positivos

Si logras llegar a los 7 días de tu dieta mental, ¡maravilloso! Lo ideal sería que te propongas realizar el mismo ejercicio otros 7 días más y que hagas de la dieta mental un hábito o un estilo de vida que favorezca tus pensamientos y estimule tu felicidad.

Te invito entonces a que la pongas en práctica.

Sin más que agregar, un saludo cordial.

Por: Adrian Alberto ∼ reencontrate.com


Adrian Alberto

Ingeniero de telecomunicaciones | Escritor y emprendedor digital | Me agrada leer, estudiar e investigar sobre temas de Psicología y Espiritualidad | Aprendiz de SEO y Desarrollo Web | IG: AdrianAlbertoOk