¿Dónde realmente se encuentra la felicidad?

¿Dónde realmente se encuentra la felicidad?
Comparte

La Felicidad, una palabra tan simple, pero a la vez tan compleja. Creemos saber su significado e incluso cómo obtenerla. Pero la verdad es que sabemos muy poco de ella, aunque  nos cueste reconocerlo. Muchos la buscamos en otros, otros creen haberla encontrado fácilmente. Pero al parecer, todo lo que tiene que ver con ella, es más complejo de lo que aparenta ser.

Para muchos la felicidad es una especie de estado placentero, que nos cobija en ciertas situaciones, concretas de entusiasmo. Para nosotros vivir felices es casi que nuestro sueño dorado. Sin embargo, la felicidad es mucho más que eso, es un estilo de vida. No es fácil de alcanzar, no obstante, no es imposible, y bien vale la pena vivir para sentirla.

Aprende a construir la felicidad en tu vida

Lo primero que debemos tener claro, es que la felicidad no consiste, en logros, es decir, no se encuentra en nuestra pareja, nuestros hijos, la casa que compremos o nuestros viajes. Esto va más allá, es aprender a amarnos y valorarnos de forma incondicional, viviendo en el presente. 

En ningún lugar podemos encontrar la felicidad. Nos han querido vender la idea de que se encuentra afuera y que debemos buscarla para poder ser felices. Sin embargo, no hay nada más alejado de la realidad que esto.

El mundo en el que vivimos, nos ha vendido la idea fantasiosa de la búsqueda de la felicidad. Nos ha dicho que para ser felices, debemos buscar en el mundo externo, eso que tanto anhelamos. Pero la verdad, la felicidad está más cerca de lo que pensamos.

La felicidad esta en ti.

Desde pequeña siempre escuche “Que a veces los que poco tienen son los más felices”. Esa simple frase me ha dado qué pensar y mucho. Es posible que esto se deba a que por el simple hecho de haberse acostumbrado a vivir con menos, empiezan a valorar los pequeños detalles de la vida. Sin embargo, esto no es una constante, es simplemente un suposición de esta humilde escritora.

A veces pensamos que para ser felices necesitamos de muchas cosas. Incluso pensamos que lograremos la felicidad solo cuando podamos tener todo aquello que deseamos. Pero seamos honestos, si no somos felices con lo que tenemos, que nos hace pensar que lo lograremos cuando tengamos todo.

Para muchos la felicidad es sinónimo de fama, belleza, dinero y lujos. Vemos a diario aquellos famosos rodeados de todo pero a la vez tan vacíos e infelices. Su vida se basa en solo una máscara que se muestra a un público. Una máscara que cubre toda la tristeza y amargura que llevan por dentro. Tienen todo y a la vez no tienen nada.

Como mujeres, cuantas no pensamos que seremos felices, cuando podamos tener aquel cuerpo de portada de revista, tener al mal vendido príncipe azul a nuestros pies. Vivimos en un mundo de fantasías, que nos nos deja despertar a una realidad que tenemos en nuestras narices, o mejor dicho dentro de cada uno de nosotros.

El camino para construir la felicidad

Si quieres encontrar la felicidad, lo primero que debes hacer es dejar de buscarla. Suena extraño, pero es la realidad. Sucede que cuando nos exigimos ser felices y no lo conseguimos, nos frustramos y en muchos casos nos deprimimos. Nos  empezamos a poner ansiosos y terminamos por tener una lucha titánica con nosotros mismos que nos hace sentir infelices.

Es importante que dejemos de lado nuestras necesidades banales. Científicamente los seres humanos necesitamos de muy poco para vivir. Sin embargo, socialmente parece que necesitamos lo que tenemos en este mundo y en todo el universo. Nos ahogamos en el apego a cosas y situaciones que creemos nos mantienen en alegría, y lo único que terminamos haciendo es convertirnos en esclavos de deseos sin ninguna razón.

Seguramente has escuchado la frase “Enfócate en el presente”. Pues es la mejor alternativa si queremos sentirnos tranquilos y realizados. El vivir pensando en le pasado y querer modificarlo, nos vuelve seres sin ningún tipo de evolución emocional, por el contrario, nos envejece el alma y nos alimenta de la tristeza y nostalgia

Hay quienes solo piensan en el futuro que no ha llegado, y eso genera ansiedad. Esto no quiere decir que no debamos tener planificación. Lo que se quiere es que nos enfoquemos  más en lo que vivimos en nuestro presente, que a fin de cuentas es lo único seguro que tenemos.

Vivir en el presente es una gran opción

El concepto de felicidad según el budismo

Para los budistas, la felicidad no es otra cosa que un estado interno de paz, tranquilidad y por supuesto serenidad. Nuestro concepto de  felicidad puede ser comprarnos un teléfono de alta gama, sin embargo, al poco tiempo vamos a sentirnos igualmente vacíos, por lo que necesitaremos otra cosa para llenar ese espacio.

En el caso de  los budistas, este tipo de situaciones, no pasan de placeres del momento, que no hacen cambios en nuestro mundo interior. Para ellos la felicidad está en nuestras manos, no importa lo que suceda afuera, nosotros estaremos en paz con nuestra alma y conciencia. Quizás parezca algo difícil de lograr, sin embargo, con un poco de meditación podemos ayudarnos y mucho.

Nos morimos por centrarnos en el trabajo, conseguir la pareja ideal, ganar mucho dinero. Esas cosas pasan, sin embargo, el tiempo que pasemos con nuestra familia, nuestras experiencias de vida, esas son las que permanecen con nosotros hasta el último de nuestros días.

El amor, el presente, esas deben ser tus prioridades. La vida pasa en un segundo y esa felicidad que tanto buscas está dentro de ti. Solo debes sentirla para así poder vivirla.

Elaina Mirabal.- Reencontrarte.com.- 


Elaina Mirabal

Soy una publicista enamorada de la redacción. La creatividad es un estilo de vida, que nos libera el alma y nos convierte en niños de nuevo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *