Los nietos son los rayos de sol de sus abuelos

Los nietos son los rayos de sol de sus abuelos
Comparte

Los nietos representan un maravilloso rayito de sol para sus abuelos. Son la luz que ilumina la vida de esos seres que nos criaron y amaron durante toda nuestra vida.

La relación entre abuelos y nietos se basa en un amor totalmente incondicional… y para los nietos, sus abuelos juegan un importante papel familiar y emocional durante la infancia y pubertad.

Generalmente los abuelos llegan a ser los encargados de cuidar a sus nietos, principalmente en los casos de madres trabajadoras. Pero su papel va más allá: son conciliadores familiares, trascendiendo su labor de cuidadores de sus nietos más allá de lo que sus padres logran.

Los nietos son la luz de sus abuelos

Los abuelos llegan a ser una figura muy importante en el desarrollo emocional y psicológico de los niños, y viceversa, los nietos aportan a los abuelos vitalidad, alegría y propósito en el ocaso de su vida, motivándolos a ser cada día mejores seres humanos para poder otorgar lo mejor a sus nietos.

nietos amorosos

Aunque los abuelos modernos aún se mantienen activos en sus labores cotidianas, tener a su lado a esos compañeritos de juegos, de sueños e ilusiones, les hacen llevar una vida más luminosa, maravillosa y alegre.

Los abuelos que cuidan a sus nietos desde pequeños, dejan una marca inolvidable en sus almitas.

El papel los nietos en la vida de sus abuelos representa la vitalidad perdida durante los años de crianza de los hijos. Ser abuelo implica estar prácticamente libre de las responsabilidades de “los padres”, así que sólo les queda consentir y divertirse hasta que llega el momento de devolver a los nietos a su propia casa y sus padres se encargarán de las reglas.

Eso hace sentir una relación más relajada, donde la espontaneidad fluye sin descanso, y el compañerismo se hace notar.

Dicen los abuelos, que a los nietos se les ama más que a los hijos.

Los nietos resultan absolutamente maravillosos para sus abuelos. ¡Son tan encantadores! Su confianza, inocencia y forma de maravillarse ante el mundo, derriten los corazones de sus abuelos. Los nietos “aman” a sus abuelos con todo su pequeño cuerpo escurridizo y sus sonrisas vienen envueltas en una corona brillante de luz, lo que hace sentir a los abuelos una emoción muy especial y valiosa. Los abrazos de los nietos tienen una dulzura tan especial, que resulta indescriptible.

Al parecer, una vez que te sientes libre de la responsabilidad de la “crianza”, lo demás son juegos y alegrías sin límite. Por eso los abuelos sienten que el amor hacia sus nietos es más poderoso que el que tuvieron hacia sus hijos, pero en realidad el amor es amor, y siempre es inmenso y maravilloso.

La felicidad tiene cara de abuelos

Los cambios generacionales hoy día resultan fácilmente manejables: los abuelos no son personas ancianas, tienen más salud y, en consecuencia, son más activos; algunos de ellos están en la plenitud profesional.

Los nietos son para los abuelos una fuente de satisfacción, porque, excepto en casos extraordinarios, éstos ya no tienen obligaciones de crianza, sino solo el placer de mimarlos.

De los nietos reciben diversión y amor. Nada relaja más a un abuelo que un nieto. Nadie más conseguirá que un abuelo trajeado acabe jugando en el suelo.

tus nietos

¿Quien puede resistirse a que un nieto le pida un beso al acostarse, le ruegue que no se vaya todavía o salga a su encuentro en el umbral de la puerta?  Es otra oportunidad de revivir los viejos tiempos de la infancia.

Los nietos son quienes más abrazan a los abuelos, quienes les dicen de forma más explícita lo que los quieren, quienes tienen más tiempo para escucharlos…

Los abuelos no solo les legan a sus nietos los apellidos, sino también actitudes, hábitos, gestos y, a veces, hasta el gusto por una determinada profesión. Además, los abuelos proyectan sus ilusiones en los nietos, de ahí que les procuren la satisfacción de deseos o aficiones que ellos no se pudieron permitir.

Los nietos son, en definitiva, una fuente de ilusión para ellos: no hay más que ver como la abuela guarda sus joyas o un recuerdo que heredó para sus nietas; o el abuelo, su reloj para el varón. En resumen, los nietos son para los abuelos una inyección de vida.

amor de nietos

¿Y los abuelos para los nietos? ¿Qué significan? En primer lugar, son un soporte emocional: dan amor, afecto y satisfacción. Ofrecen un amor incondicional, pues no tienen las obligaciones derivadas de educar como los padres.

Los abuelos representan un puente emocional entre padres e hijos.

A veces actúan como mediadores en la familia, sobre todo en épocas de conflictos generacionales, en las que ayudan, por ejemplo, a los hijos adolescentes a resolver las diferencias con sus padres.

Los abuelos son, sobre todo, compañeros y un apoyo emocional para sus nietos adolescentes, asumiendo el papel de mediadores, confidentes y el amigo más fiel.

“Convertirse en abuelo es disfrutar de uno de los pocos placeres de la vida por el que ya se han pagado las consecuencias”.
– Robert Brault

Es sorprendente ver a los abuelos y nietos formar fuertes lazos a pesar de la diferencia de edad entre ellos. Lo realmente hermoso es que no importa si el nieto es un bebé pequeño en la cuna o un individuo maduro, para el abuelo, ella sigue siendo la querida niña de sus ojos.

No es necesario decir que los sentimientos son correspondidos por los nietos que tienden a valorar, amar y apreciar la relación que comparten con sus abuelos.

las nietas

Dios hizo nietos…

…Mezclando una pizca de picardía con dos partes de amor y alegría; Agregó un brillo especial a cada niño especial. Dios hizo nietos para mantenernos enérgicos, y siempre alerta. Para bendecir nuestras vidas con la risa, y mantener nuestros recuerdos cerca. Para aligerar nuestros días y alegrar nuestros caminos.

Dios hizo nietas …

…Para dar variedad a nuestras vidas y para mantener nuestros corazones jóvenes. Dios cubría cada mañana con sol y rociaba cada noche con canciones. Ahuecó espacios para la risa y creó alegrías para mucho tiempo después: luego reservó un lugar especial para la ternura.

“El amor perfecto a veces no llega hasta que nacen los nietos”. – Proverbio galés

Por: Loubna Hatem ∼ Reencontrate.com


Loubna Hatem

Ingeniero Civil. Escritora Web. Coach de mi propia Vida. Madre de un par. Amante de la Creatividad y el Arte. Enamorada de la Madre Naturaleza. ¡Espíritu Libre! 🌺🌸