A veces, un abrazo puede ser la cura de cualquier mal

A veces, un abrazo puede ser la cura de cualquier mal
Comparte

Hay gente que se limita a dar un abrazo. Quizás, porque no aprendió a expresar este tipo de afecto o porque le da pena hacerlo. Hay quienes también dicen que “el dar y recibir abrazos se aprende con la vida”. Pero, más allá de esto, el hecho de abrazar realmente es sanador y liberador.

Por ejemplo, ¿tienes idea de lo que sucede en tu cerebro cada vez que das un abrazo?

Pues bien, cuando abrazas a ese amigo especial, a tu pareja, a tu mamá o a cualquier otra persona, se libera oxitocina en tu cerebro. Esta es una hormona que, además de estar presente en toda nuestra vida, está asociada con el buen humor y la supresión de la negatividad. Esto es algo que se ha comprobado con estudios científicos.

Así pues, cuando el gesto de dar un abrazo se vuelve constante, ocurrirán cosas positivas no solo en nuestra mente, sino también en nuestro cuerpo y en nuestra vida.

A veces, un abrazo puede ser la cura de cualquier mal

Mira lo que puedes conseguir con solo abrazar a alguien:

1. Reducirás la ansiedad

Abrazar te ayudará a disminuir toda clase de miedo, tristeza o preocupación. En ocasiones, los ataques de ansiedad llegan sin avisar, sobre todo si se lleva una vida ajetreada o se atraviesa por cualquier circunstancia. Algo que a la vez es normal que suceda, pues la vida no es color de rosa.

Sin embargo, nada mejor que recibir abrazos cuando se está atravesando por momentos difíciles, donde a veces cuesta asimilar la tranquilidad.

Nieta abrazando a su abuela

Son sumamente efectivos y sanadores en estos casos. Si tienes un problema de ansiedad, en este espacio encontrarás otros temas que te servirán de guía para tratarlo.

2. Aumentará tu buen humor

Cuando recibimos a alguien con un abrazo, bien sea en nuestra casa, nuestro sitio de trabajo o en cualquier otro lugar, ten por seguro que tu energía cambiará. Y cambiará para bien, claro está. Tu humor será más positivo. Y si estabas atravesando una situación de estrés, ten por seguro que, poco a poco, bajará la mala vibra y tu estado ánimo mejorará.

3. Incrementarás tu círculo de amistades

Un abrazo incrementa la sociabilidad, reduce la desconfianza y aumenta la sensación de sentirte confortado con las personas que te rodean.

Amigos abrazándose

En el punto anterior, hablamos incluso de que este gesto genera buena vibra o energía. Pues bien, si constantemente eres de recibir a los demás con abrazos, la gente va a querer acercarse más a ti. Por ende, tu círculo de amistades se verá incrementado.

4. Te hará ser más humano

Dar un abrazo a alguien, incrementa esa sensación de conexión con el prójimo, y además, permite sostener los vínculos sociales con el tiempo.

Los abrazos en sí, son una de las expresiones universales más hermosas que hay y que nos permiten ser más humanos.

Por eso, cuando una persona está triste, desanimada, tensa o tiene muchos problemas, darle un abrazo resultará positivo en ella. Te ayudará a ser un poco más empático con la situación que quizás está atravesando esa persona.

Varias personas abrazándose

En suma, un buen abrazo, reduce muchísimas cosas negativas en la vida. Y por otro lado, nos proporciona ese vínculo social que tanto necesitamos. Así pues, la tarea que tienes a partir de hoy es dar un buen abrazo a las personas que quieres y aprecias, sobre todo para mantenerte bien y sentirte bien.

Para finalizar, te recuerdo que, en este espacio, podrás encontrar varios talleres, cursos y herramientas que te pueden ayudar con tu crecimiento personal y espiritual. La invitación es a que te suscribas a cualquiera de ellas y las aproveches al máximo.

¡Saluditos!

Por: Adrian Alberto ∼ reencontrate.com


Adrian Alberto

Redactor de contenido web e Ingeniero de Telecomunicaciones. Especializado en temas de crecimiento personal, tecnología e innovación digital.