Estrés laboral. Cuando tu trabajo domina tu vida

Estrés laboral. Cuando tu trabajo domina tu vida

En la actualidad, el estrés laboral es considerado una epidemia. Este síndrome de desgaste laboral se conoce también como Burnout. Las personas que trabajan deben lidiar con este tipo de situación, de allí radica la importancia de conocer acerca del tema.

Todos vivimos hoy día a la carrera, no disfrutamos casi nada, todo es trabajo y más trabajo. Vivimos más en nuestras oficinas, compartimos más con nuestros compañeros, que con nuestra familia. Estamos en una constante competencia con nosotros mismos, para sobresalir en nuestro campo laboral y muchas veces terminamos odiando nuestro trabajo.

¿Cómo podemos mejorar esta situación y conocer cuando estamos bajo la amenaza del estrés?. Quizás este post puede ayudarte a reconocer los síntomas y tratarlos a tiempo.

La presión laboral, puede llevarte al éstres

Un torbellino de altas y bajas. Reconoce si sufres de estrés laboral

Como mencionamos anteriormente, en la actualidad el estrés laboral, es considerado una epidemia. Todos en su gran mayoría hemos pasado por esta situación. No es nada fácil o placentero vivir con estrés y menos en nuestro trabajo.

Si pensamos de forma objetiva, vivimos y compartimos más en nuestro trabajo, que en nuestro hogar. En la actualidad hay muchas empresas que están iniciando un cambio de políticas, para poder ofrecer a sus empleados una mejorar calidad de vida, dentro de sus instalaciones. Sin embargo, muchas prefieren dejar de un lado la salud emocional y mental de sus empleados. Lo importante es que podamos reconocer si estamos siendo víctimas de este flagelo.

Detonantes del estrés laboral

No todas las personas desarrollan los mismos síntomas de estrés laboral, sin embargo, hay ciertos detonantes que son comunes. Por ejemplo el ambiente físico, el cual se ve reflejado en los aspectos externos, como el ruido, la iluminación e incluso la temperatura.

Otro factor que puede interferir notablemente son las presiones propias del trabajo. La sobrecarga de responsabilidades y de múltiples tareas pueden ser un punto de quiebre para la aparición del estrés por causas laborales.

La responsabilidades en algunos cargos, pueden ser un detonante por excelencia para la aparición de estrés laboral. Tener un equipo de trabajo bajo tu mando y además cumplir metas, casi que irracionales pueden ayudar a que esta dolencia aparezca de una forma rápida y cruel.

Las relaciones interpersonales con nuestros compañeros de trabajo, pueden influenciar en el estrés laboral. Cuando existe una relación tensa entre los compañeros, se genera molestias y conflictos internos. Esto ayuda a que no sintamos gusto por nuestro trabajo, ocasionando malestar emocional y físico. Del mismo modo, la carencia de una estructura organizacional dentro de la empresa o un sistema autoritario y burocrático, pueden ser la llave para la aparición de este tipo de dolencia.

Cumplir metas imposibles generan éstres

Cómo detectar la situación a tiempo

Detectar el estrés laboral, puede convertirse en una tarea difícil. Ya que los síntomas pueden confundirse con el de ciertas dolencias físicas. Esto hace que muchas de las personas que acuden a un médico, no encuentren la raíz de su problema.

El estrés se disfraza de dolencias físicas momentáneas, muchas veces se presenta angustia e irritación constante, además de falta de concentración y dificultad para relajarse. Otro síntoma del estrés laboral es la falta de interés y compromiso con el trabajo que se desempeña.

La depresión, intranquilidad y cansancio constante son síntomas de que no estamos bien en nuestro ambiente de trabajo, este tipo de problemas desembocan en falta de sueño, es decir, insomnio, generando a la larga problemas cardiovasculares, trastornos digestivos, aumento de la tensión arterial entre otros.

Encontrar el equilibrio entre la vida laboral y la vida personal.

En la era moderna en la que vivimos, para muchos resulta casi imposible desligar la vida profesional con la vida personal. No obstante, es lo más saludable que podemos hacer, hay un dicho que dice no podemos llevar nuestro problemas personales a nuestro trabajo; tampoco podemos llevar nuestro trabajo a la casa.

Todo es tiempo. Hay tiempo para disfrutar otro para trabajar y para la familia, el no conocer los límites es el inicio de grandes conflictos internos. El llevar trabajo para la casa, lo que hace es quitarte tiempo que puedes compartir con tu familia y hasta contigo mismo. No todo es trabajo, no todo es dinero.

La vida es muy corta para solo pensar en preocuparse. Claro que es importante ser cumplido en su trabajo, pero no podemos pensar que lo único que tenemos es eso.  Podemos amar lo que hacemos desde el punto de vista laboral, pero cuando esto es lo único que nos importa, empezamos a presentar grandes problemas.

Hay tiempo para todo en la vida, debemos aprender a organizarnos para no presentar problemas de estrés laboral, decir no si nos piden llevar trabajo a nuestra casa. Algo que podemos hacer para estar mejor es meditar, práctiacr alguna acvtividad física o yoga, debemos buscar nuestro bienestar emocional.

Enfoquémonos en otras facetas de nuestra vida, cuidar de nosotros mismos. Compartir con la familia y amigos. Desligarnos del trabajo en nuestros días libres y vacaciones, puede ayudarnos a relajarnos y olvidarnos de los problemas en nuestra área laboral.

Elaina Mirabal – Reencontrarte.com

Elaina Mirabal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *