5 formas de trabajar tu amor propio… Ponlas en práctica

5 formas de trabajar tu amor propio… Ponlas en práctica
Comparte

Hoy en día, se habla mucho de que hay que tener “amor propio”. Pero pocos realmente conocen cuál es el verdadero significado de este concepto. De hecho, hay quienes ni siquiera saben cómo debemos trabajarlo o practicarlo, más aun así, hablan de él.

Para empezar, el amor propio no es otra cosa que nuestra autoestima. Solo que los tiempos han cambiado y se le ha dado un nombre totalmente diferente.

Anteriormente, hemos hablado aquí acerca de la importancia que tiene elevar nuestra autoestima. Sin embargo, en esta ocasión quiero enseñarte algo diferente. Y tiene que ver con cómo trabajar de manera correcta el amor propio en tu vida.

5 formas de trabajar tu amor propio

Enfócate en:

1. Conocerte a ti mismo

Tú, y solo tú, eres la única persona que se puede descubrir a sí misma. Nadie más hará esta tarea por ti.

Una mujer teniendo amor propio

Tómate un tiempo para estar a solas y pregúntate:

  • “¿quién soy?”
  • “¿qué cosas me gustan?”
  • “¿qué cosas me disgustan?”
  • “¿qué cosas puedo permitir de otros?”
  • “¿y qué cosas puedo permitir de mí?”
  • “¿cuáles son mis limites?”

¡Vamos! Conócete a ti mismo.

2. Fijar tus límites

Poner límites consiste en:

  • Decir “NO”, cuando no quieras algo.
  • No dejarte llevar por las voces de otros, haciendo cosas que no quieres hacer, solo para no crear conflictos.
  • Decir “Hasta aquí”, cada vez que sientas que no puedes más con una situación.
  • No permitir que invadan tu privacidad.
  • Decir “No quiero” aunque esto les duela a otras personas.
  • No consentir faltas de respeto de nadie.
  • Distinguir entre lo que quieres hacer y lo que NO quieres hacer.
  • No permitir chantajes de nadie.
  • Darte tu propio espacio.

3. Identificar tus fortalezas y tus debilidades

Pregúntate:

  • “¿Cuáles son mis virtudes?”
  • “¿Qué me hace ser una buena persona?”

Pero pregúntate también:

  • “¿Cuáles son mis defectos?”
  • “¿Qué me hace parecer una mala persona?”

Ambas cosas, tanto lo positivo como lo negativo, permitirán que te aprecies mejor. De hecho, tus debilidades también pueden ser el punto de partida de muchos cambios y oportunidades.

Obsérvate muy bien, y valora tus fortalezas y tus debilidades.

4. Enfocarte en tu crecimiento personal

Presta especial atención a aquellas cosas que te gustan, y que al mismo tiempo te permiten crecer personalmente. Asimismo, cultiva buenos hábitos en tu vida que te ayuden a avanzar y a ser alguien diferente. Enfócate, por ejemplo, en leer más, en ejercitarte más seguido, en socializar más, en aprender algo nuevo, etc.

5. Hablar de cómo te sientes

Trata siempre de hablar de cómo te sientes con aquellas personas cercanas a ti y que sabes no te van a juzgar o criticar. Sino todo lo contrario, que sabes te van a echar una mano cada vez que te sientas mal o compartirán tus alegrías y te motivarán aún más.

Una mujer feliz

Por último y en suma a todo esto que has leído aquí, si te has planteado trabajar y reforzar tu amor propio, no dudes en buscar ayuda de un profesional de la psicología.

Sin más, te recuerdo que aquí podrás encontrar varios talleres y cursos que te ayudarán con tu crecimiento personal y espiritual, así que, ¿Qué esperas? ¡Suscríbete y aprovéchalos!

Nos vemos.

Por: Adrian Alberto ∼ reencontrate.com


Adrian Alberto

Redactor de contenido web e Ingeniero de Telecomunicaciones. Especializado en temas de crecimiento personal, tecnología e innovación digital.