Conectar con el presente: La mejor forma de conseguir bienestar

Conectar con el presente: La mejor forma de conseguir bienestar
Comparte

No sé si te habrás dado cuenta, pero, en la actualidad, existe una preocupación constante en mucha gente. Y tiene que ver con el hecho de no poder conectar con el presente (el hoy).

Así pues, hay quienes viven estancados en el pasado (el ayer) y quienes viven ansiosos por que llegue el futuro (el mañana).

¿Habrá manera de salir de ese estado de preocupación? ¿Cabrá la posibilidad de dejar a un lado el miedo, la angustia y la ansiedad que produce el exceso de futuro? ¿Será posible hacer a un lado la tristeza y la melancolía que produce el exceso de pasado?

Lo que leerás a continuación, responde a cada una de estas preguntas desde un lugar de equilibrio y bienestar.

3 consejos para aprender a conectar con el presente

Antes que nada, debes saber que, conectar con el presente es hacerse o volverse «consciente» de la forma en cómo vivimos. En otras palabras, es estar en el aquí y en el ahora, en cuerpo y mente. Así pues, estos 3 consejos que hoy quiero darte, se enfocan en esa tarea.

1. Empieza a respirar de forma correcta y consciente

En artículos anteriores he hablado de lo importante y beneficiosa que es la respiración consciente. Esto, no es otra cosa que prestar atención a nuestra respiración, a esa entrada y salida de aire de nuestro cuerpo.

Respirar conscientemente y de forma correcta, mejora la concentración y nos permite actuar en el presente absoluto.

Por lo tanto, si respiras profundamente y eres consciente de ese acto, podrás desconectarte de todas las preocupaciones e inquietudes que tengas. Y también, podrás bloquear a todas esas ideas negativas del pasado que quieran llegar a tu mente.

Respirar es la conexión vital con la fuente de la vida y la belleza del mundo. Te hace sentir amado y fuerte.

Jay Woodman

Un ejercicio sencillo de respiración consciente que puedes practicar, consiste en inhalar profundamente por la nariz, retener el aire por 5 segundos y exhalar lentamente por la boca. Eso sí… ¡Concéntrate en el hecho de respirar!

Respirar

Hay algunas disciplinas que profundizan aún más en el acto de la respiración consciente, valiéndose de diversas técnicas, métodos y ejercicios. Una de ellas es el Mindfulness. Si deseas leer más al respecto de esta disciplina, haz clic aquí.

2. Pregúntate: «¿Dónde estoy?» y «¿Qué estoy haciendo?»

Estas dos preguntas inevitablemente te arrastrarán al momento presente… ¿Dónde te encuentras en este momento? ¿Y qué estás haciendo?

Cuando decidas responder a este par de preguntas, ahonda en los distintos aspectos de tu vida y sigue preguntándote… «¿Qué es lo que tengo? ¿A quiénes tengo en estos momentos? ¿Con quién puedo contar? ¿Qué me motiva a seguir adelante?».

Todas estas preguntas no solo te permitirán conectar con el presente, sino que también te llevarán a realizar un proceso de introspección. Es decir, a analizarte a ti mismo desde adentro y ver qué es lo que te permite avanzar, y qué es lo que te está deteniendo.

3. Ten presente una cosa: “El apuro, únicamente trae cansancio”

Entiende que el perfeccionismo o la rapidez, únicamente te sacarán del presente.

Mujer apurada

Por lo tanto, una de las maneras que tienes para conectar con el aquí y el ahora, es la lentitud. Es tratar de hacer todo lentamente o, mejor dicho, conscientemente.

Si haces las cosas con calma, serás consciente de lo que estás haciendo. Pero, si haces las cosas de prisa, ni te darás cuenta de qué estás haciendo y cómo lo estás haciendo.

¡Ojo aquí! Esto no quiere decir que vas a llevar tu vida en cámara lenta… ¡Para nada!

Lo que quiero decir es que trates de ser consciente de cada uno de tus actos, pues la calma y la paciencia, además de ser virtudes importantes en la vida de todo ser humano, ayudan al presente y te conectan con él.

En cambio, si haces las cosas muy rápido, buscas ser extremadamente perfeccionista, o mientras estás haciendo algo piensas en otras cosas que también tienes que hacer, no colaborarás con ese proceso de convertirte en un ser verdaderamente consciente.

Recuerda esto:

La consciencia y el presente son como hermanos.

Entonces, como podrás haber leído aquí, para poder realmente conectar con el presente, lo único que se necesita es ser consciente. Pero, para poder ser consciente, hay que:

  1. Respirar correctamente, de manera que se puedan eliminar todas aquellas cosas que generan en nosotros angustia o desasosiego.
  2. Preguntarnos: «¿dónde estamos y qué estamos haciendo?». Para poder dar rienda suelta a ese proceso de reflexión tan necesario en nosotros mismos.
  3. Y, por último, dar lugar a la calma y prestar atención a la lentitud de ese proceso de vida que llevamos a diario, de forma que podamos visualizarnos en el hoy.

Tener calma

Te invito a que pongas en práctica estos consejos y espero que obtengas con esta corta enseñanza mucha tranquilidad y bienestar.

Sin más que agregar, muchos éxitos y un saludo cordial.

Por: Adrian Alberto ∼ reencontrate.com


Adrian Alberto

Ingeniero de telecomunicaciones | Escritor y emprendedor digital | Me agrada leer, estudiar e investigar sobre temas de Psicología y Espiritualidad | Aprendiz de SEO y Desarrollo Web | IG: AdrianAlbertoOk