Oportunidades después de la crisis

Oportunidades después de la crisis
Comparte

Una crisis puede ser el inicio de una nueva oportunidad para crecer y redireccionar tu vida si te lo propones, no tiene por qué suponer algo negativo.

No se puede evitar que ocurran imprevistos ni tener el control de todo lo que sucede, porque terminará desgastándote.

Las cosas pasan por algo, incluso las que consideras negativas pero la decisión de tomarlas como un fracaso o un reto es solo tuya. Es tan grande el deseo de volver a la normalidad que no piensas a qué aspecto de la normalidad vale la pena volver.

“Cuando la situación es buena, disfrútala. Cuando la situación es mala, transfórmala. Cuando la situación no puede ser transformada, transfórmate”. Viktor Frankl

De las crisis a las oportunidades

Atravesar una crisis es una situación difícil que pone en riesgo el progreso de algo que estaba sucediendo. Cuando esta aparece, la realidad tal y como la conocemos se tambalea, lo que creíamos saber ya no sirve y lo que dábamos por sentado, puede dejar de serlo.

Una crisis puede llegar a ser un duro golpe dado que los seres humanos tendemos a aferrarnos a lo que ya conocemos porque supone el fin de una etapa.

8 pasos para el proceso de cambio

  1. Acepta lo que está ocurriendo.
  2. No te resistas ni te frustres porque las cosas no están saliendo como querías.
  3. No fuerces la situación, acéptala y fluye, porque no siempre puedes tener el control y eso está bien.
  4. Observa tu dolor, tu tristeza, tu rabia y siente lo que te genera esta situación.
  5. Atraviesa este sentimiento sin negarlo, es la única manera de superarlo.
  6. Controla tus pensamientos, permítete sentir pero no alimentes esa emoción negativa.
  7. Cuida de no reprocharte a ti, a otros o a la vida.
  8. Genera pensamientos positivos. Eres fuerte y capaz de crear un mundo agradable y lleno de oportunidades.

Nuevas oportunidades

Obviamente, cuando algo malo nos sucede, no es tan fácil tener una visión positiva de lo que está ocurriendo. Aún así tómate un minuto, respira hondo y procura interpretar el mensaje que te quiere dar esto que sucede.

Es el momento ideal para hacer una introspección y ver qué tanto te conoces. Esto te va a ayudar a poner en claro lo que quieres para ti, lo que deseas lograr y a lo que no quieres volver. “Como es adentro, es afuera”, Principio de Correspondencia. El Kybalion, 1908. Piensa…

Empezar de nuevo

Reinvéntate. No te aferres al pasado por temor a lo que vendrá porque cuando algo termina siempre hay otra cosa que comienza, que bien puede ser mejor.

No temas volver a empezar. Enfócate en construir lo que deseas para tu futuro y recuerda que vas a recomenzar desde la experiencia. Confía en este proceso y ten por cierto que lo que ocurrió ha sido para tu propio bien, aunque te cueste creerlo.

Trata de comprender que esta crisis vino a enseñarte a ver las cosas de otra manera, a entender que lo que antes tenías tal vez no era lo mejor para ti y que, gracias a ella, serás tu mejor versión.

Un antes y un después

Seguramente estarás pensando en la grave situación que está viviendo el mundo entero por estos días en los que se nos está poniendo a prueba muchos aspectos de nuestras vidas.

Esta pandemia que nos ha llevado a estar en cuarentena, teniendo que estar encerrados, muchos lo ven como algo tremendo. Lo que sí es tremendo es el virus y, si no cumplimos con el aislamiento social, esto sí que será un gran caos.

Y te estarás preguntando por qué, cuando debieras preguntarte para qué. Allí radica el aprendizaje. ¿Qué puede suceder? A muchos se les mostrará la verdad de lo que hay en su interior.

Algunas reflexiones

  • No te evadas de lo que tienes que ver y afrontar.
  • Tómate este tiempo como un retiro espiritual.
  • Acepta el lugar en el que te encuentras.
  • En la pandemia, el aislamiento social se llama cuarentena.
  • En cualquier religión, el aislamiento se llama retiro.
  • El Universo te está dando otra oportunidad para trabajar tus miedos.
  • Mira hacia adentro, observa y trasciende, como hacen los meditadores.
  • Aprende a estar contigo.
  • Siente y da gracias por el aire que respiras.
  • Inhala y exhala conscientemente.
  • Disfruta de tu compañía porque si no te disfrutas, no lograrás que alguien lo haga contigo.
  • Aprende a cuidarte con amor, tu cuerpo es tu templo.
  • Envíales a tus células un mensaje de amor porque así se elevará tu sistema inmunológico.
  • Comprende que las cosas que creías importantes se paralizaron para que te dieras cuenta de que lo que es realmente importante es cuidarte.

Ahora ve, abre tu mente y encuentra esa oportunidad que te da la crisis.

Isabel Quesada – Reencontrate.com


Isabel Quesada