Conoce y establece tus propios límites para tener una vida armoniosa

Conoce y establece tus propios límites para tener una vida armoniosa

Los límites son esenciales para tener relaciones saludables y en general, para disfrutar de una vida armoniosa. Establecer y mantener límites en tu vida es una habilidad que no muchos tienen, pero que se puede desarrollar. Podríamos aprender algunas cosas aquí y allá por experiencia o a través de la observación de otros, pero para muchos, la construcción de límites es un concepto relativamente nuevo y desafiante.

Para tener límites saludables necesitamos conocer y comprender cuáles sonnuestros límites, por lo que es necesario tener una real visión de cómo construir los mejores límites para nuestra vida y mantenerlos.

En los últimos años he aprendido más sobre la importancia de poner límites, que en toda mi vida adulta. Solía ir ajustando mis límites para ajustarme a cada relación, pero ahora entiendo que los límites tienen que ver con tu relación contigo mismo y con tus propios valores, y que no deberían ser tan variables.

Poner límites es definir tu propio espacio, y defenderlo a como dé lugar.

Pasos para establecer tu propios límites:

Hoy quiero compartir lo que he aprendido y desglosarlo en varios pasos increíblemente simples. He comprendido mucho sobre este tema al comenzar a conocerme a mi misma.

Conocer la cruel verdad: La falta de límites denota baja autoestima:

El primer paso para cambiar es admitirlo, después de todo, ¿qué sentido tiene decir que queremos crecer si no vamos a ser honestos con nosotros mismos acerca de dónde estamos ahora? Probablemente muchos no saben cuáles son sus límites… Pues tus límites son tus valores, son la representación de lo mucho o poco que te respetas a ti mismo. Los límites son tus verdaderos aliados.

Decide cuáles son tus valores fundamentales.

¿Quién eres tú? ¿Qué valoras? Averigua con qué te sientes cómodo y con qué no. Por ejemplo, si no te gusta hablar por teléfono durante las horas de trabajo, no aceptes llamadas personales hasta después de salir. En las relaciones, tal vez valores la monogamia, el tiempo de calidad o el 100% de honestidad en todo momento. Una vez que tengas claro qué es lo más importante para ti, puedes dar el paso más trascendental, que es comunicárselo a los demás.

Esto es la clave: en lugar de crear tus límites en base a una relación difícil que hayas tenido o tengas, debe establecer tus límites en base a ti mismo.

No puedes cambiar a los demás, así que cámbiate a ti mismo.

Todos queremos que otros cambien ¿verdad? y eso es parte de la experiencia humana. Entablamos discusiones con nuestros cónyuges, esperando, deseando, exigiendo incluso, que dejen de ser complicados. Nos enojamos cuando nuestras madres nos llaman cinco veces al día. Quieres que tu compañero de trabajo, el que es tan negativo, te trate con más respeto, etc. La lista es larga.

No podemos cambiar a los demás. No somos responsables de lo que sale de su boca, las decisiones diarias que toman o sus reacciones ante ciertas circunstancias, etc. ¿El resultado final? Ya que no puedes cambiar a otras personas, cambia la forma como TU las tratas. Verás con ello grandes avances en tu vida.

Determina las consecuencias con tiempo.

¿Qué hacemos si alguien sobrepasa nuestros límites ? Deberíamos tener pensadas las consecuencias, y ser firmes en nuestra reacción. Por ejemplo, si tu novio te engaña después de saber que la monogamia es uno de tus límites, simplemente dejas la relación. Si un amigo te llama repetidamente en tus horas de trabajo, simplemente no contestas el teléfono.

La mejor manera de descubrir tus propios límites y sus consecuencias, es sentarte tranquilamente contigo misma y definir que puedes o no debes tolerar. Recuerda que los límites tienen que ver con honrar tus necesidades, no con juzgar las elecciones de otras personas. Escríbelo todo y repasalo cada vez que te sientas vulnerable.

Deja que tu comportamiento, y no tus palabras, hable por ti.

Si tu límite es no contestar llamadas personales durante tus horas de trabajo, y alguien te llama insistentemente, tu comportamiento correcto sería no contestar, y luego de la jornada de trabajo intentar comunicarte si quieres, pero NO deberías molestarte con esa persona y mucho menos dejar de hablarle.

Presenta sus límites claramente a las personas y luego deja que tu comportamiento sea el que diga la última palabra. La gente te pondrá a prueba, insistirá y no respetará tus límites al principio. Debes mantenerte firme, y sabrás que te estás volviendo más firme cuando esto no te produzca una reacción emocional. Cuando tus límites están basados en tus creencias fundamentales, no te enojarás si te ponen a prueba.

Di lo que quieres decir claramente.

La parte más importante de los límites es CÓMO los comunicas claramente a los demás. Puede que tengas el grupo de límites más perfecto del planeta, pero si no lo comunicas claramente, vas a crear algunas relaciones realmente confusas, tanto para ti como para todos los que estén involucrados.

¿Conoces una forma de conseguir rápidamente que alguien cuestione tu carácter o autenticidad? Di una cosa y haz otra.

A veces tenemos miedo de confrontar a los demás con la verdad, bien sea en el amor o las relaciones interpersonales, tenemos miedo de decirle a la gente lo que realmente queremos, admitir que odiamos ir a ciertos restaurantes, o que tenemos problemas para pasar tiempo con el primo tóxico de un amigo, o el odio hacia un jefe cuando éste te pone más trabajo a las 6 pm de un viernes.

Ocultamos nuestros verdaderos sentimientos porque tenemos miedo de las reacciones de las demás personas… Por eso, cuanto más te conectes con tus propios límites y valores personales, podrás ser más abierta en tu manera de comunicarte con los demás, y obtendrás mayor respeto y consideración de los demás!

Establece tus límites ahora mismo y prepárate para que tu vida cambie para mejor,  porque te aseguro que lo vas a experimentar, y será maravilloso!

Loubna Hatem ∼ Reencontrate.com


Loubna

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *