Mujer, dale vida a tus años y no solo años a tu vida.

Mujer, dale vida a tus años y no solo años a tu vida.

Las mujeres, como cualquier ser humano,  pasamos por diferentes etapas en nuestra vida en donde vamos definiendo y desarrollando nuestro potencial y nuestras fortalezas. Sin embargo, no todas alcanzamos ese estado de plenitud en donde damos vida a los años y no simplemente vivimos años de vida sin darle casi sentido.  Solemos dejar que la vida nos pase por encima sin vivirla realmente, dejándonos llevar por la cotidianidad.

Comenzar a ser conscientes de éste aspecto nos llevará a crear una vida más plena y feliz, por lo que debemos trabajar en ello para lograrlo en algún momento cercano o no tan cercano.

Mujer, dale vida a los años que vives!

Se puede decir que, en definitiva, existen tres tipos de mujeres… ¿Con cuál te identificas? Los tres tipos de mujeres han sido estudiados por terapeutas y psicólogos, definiendolas de la siguiente manera:

  • La mujer satisfecha y conforme con la vida que tiene o le ha tocado.
  • La resentida con la vida por múltiples circunstancias adversas que le ha tocado experimentar
  • La mujer plena, feliz, que ha aprendido a darle vida a los años

¿Con cuál de éstas tres mujeres te sientes identificada?

1.- La mujer satisfecha:

Ella se siente conforme con la vida que lleva, siente que lo que le ha tocado vivir ha sido por gracia del destino, algo o alguien externo a ella que define su camino. No tiene grandes aspiraciones y permite que la vida pase por ella de la manera que vaya llegando, sin pedir mucho. Es conformista. Está de más decir que su amor propio y autoestima se encuentran en un nivel bastante bajo. Es un caso potencial para la psicología.

2.- La mujer resentida:

Esta mujer no ha podido superar ciertos sinsabores de la vida y se afianza en el resentimiento, el victimismo, la culpa hacia lo externo y el rencor. No sabe reconocer sus virtudes y sus capacidades, así que no las utiliza.

Su amor propio es prácticamente nulo, y su negatividad la lleva a situaciones repetitivas y catastróficas. Le falta mucho por aprender y se niega a abrirse al despertar a la plenitud.

3.- La mujer plena:

¡Es una mujer feliz! Y eso no quiere decir que no haya sufrido contratiempos y situaciones tristes o catastróficas en su vida. Ella entiende que el pasado consta de lecciones que nos dan el crecimiento y la madurez necesarios, y obtiene recursos propios que ha desarrollado a través de las experiencias vividas.

La mujer plena no se engancha en el pasado, no se victimiza, pero tampoco se llena de sentimientos de culpa por lo que pasó. La mujer feliz entiende con claridad que las malas y buenas experiencias de la vida son lecciones aprovechables para su crecimiento personal.

Esa mujer plena desarrolla recursos importantes para su vida: el primero de ellos es la autoestima. Se da valor como mujer, sabe que es una mujer única y valiosa, se ama, se acepta, se respeta, se reconoce y se cuida.

Una mujer plena desarrolla competencias, habilidades y destrezas…Es una mujer feliz, que considera que la felicidad es un aprendizaje y una decisión, y a medida que transcurren los años va encaminándose a ser una mejor versión de sí misma.

Ser una mujer plena es saber poner sus límites sobre lo que tolera o no puede ni debe tolerar, en cualquier ámbito de su vida.

La mujer plena que le da vida a los años está en constante aprendizaje y seguirá aprendiendo cada dia que pasa, y está consciente de que su evolución nunca termina, siempre está dispuesta a ser plena y feliz!

Mujer, lo mejor para tu vida apenas comienza… lo mejor para tu vida aún está por llegar! No te subestimes, ámate y valórate! Busca tu plenitud, lucha por ser feliz… Dale vida a los años y descubre quién eres, viviendo plenamente!

Por: Loubna Hatem ∼ reencontrate.com


Loubna

One thought on “Mujer, dale vida a tus años y no solo años a tu vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *